“Guárdame en ti” fue el mensaje con que
culminó la intervención artística que durante dos horas iluminó la Torre
Villavicencio ubicada detrás de GAM, estructura que palpitó con un juego de
luces rojas y blancas y que pudo ser visto desde distintos puntos de la capital
la noche del 11 de septiembre.

a intervención “El palpitar de la
memoria”, ideada por GAM en conjunto con Delight Lab, fusionó la poesía de Raúl
Zurita (con el título de uno de sus poemas) con artes visuales para recordar y
homenajear a las 3.216 víctimas que fueron asesinadas o desaparecidas durante
la dictadura.

La torre es una estructura simbólica que
fue ocupada por la Junta Militar tras el bombardeo a La Moneda y el edificio
completo permaneció como edificio Diego Portales por 17 años. 

“El golpe de Estado fue un acontecimiento
traumático que marcó a Chile y su gente para siempre, dejando una herida muy
profunda. Esta colaboración permite potenciar la fuerza visual de un mensaje
que, desde la luz y la poesía, busca impactar en los corazones de todas las
personas, sin importar su edad o pensamiento político, humanizando la historia
y la huella emocional que ha dejado en cada uno”, declara Felipe Mella,
director ejecutivo de GAM.

Tras una hora de palpitar en color rojo,
simbolizando el dolor de Chile por las pérdidas de vidas, la torre se iluminó
de blanco para conmemorar la democracia con la frase “Guardame en ti”, como un
gesto para guardar a todas aquellas almas.

A través de esta activación que combinó a
artistas de distintas épocas y disciplinas que se han convertido en grandes
referentes para las nuevas generaciones, GAM continúa en su objetivo de crear
conciencia de que “la huella de nuestra historia la creamos hoy”.

“Para nosotros hacer una intervención
lumínica a esta escala es un tremendo desafío, es un proyecto muy simbólico y
poético. Poder trabajar sobre esta torre que tiene tantos significados, con
mucha carga histórica, incluso ahora que no se puede ocupar, la hace aún más
especial. Por lo mismo la quisimos hacer visible con este palpitar, donde cada
palpitar representa a cada persona que sufrió violaciones a los derechos
humanos durante la dictadura”, concluye Octavio Gana, cofundador de
Delight Lab.

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

1 × uno =