Manuel Quintana Martelo
(Roxos, Santiago de Compostela, 9 de diciembre de 1946)

Pintor por encima de todo,
dejó su cátedra en el instituto Xelmírez donde también fue director para dar
mayor intensidad a su faceta creativa. Estuvo al frente de la Asociación de
Artistas Visuales de Galicia, haciéndose cargo posteriormente de la Real
Academia Gallega de Bellas Artes. El Auditorio de Galicia en 2007 le dedicó una
retrospectiva, una monográfica en 2010 la Diputación de A Coruña, y una
exposición individual en 2011 en el Kiosko Alfonso. En 2012 recibe el Premio de
Cultura Galicia en Artes Plásticas.

Inicia su trayectoria
artística en los años 70 con fuerte compromiso social. Licenciado en la Escuela
Superior de Bellas Artes de Sant Jordi en Barcelona, despunta por su rigurosa y
exquisita técnica académica afín a Antonio López, pero rompe moldes al enlazar
figuración con la action painting y registros procesuales de corrientes urbanas
y expresionistas como la del americano Rauschenberg. En esta etapa deja visible
el proceso de trabajo, la pintura escurrida, las dudas, las manchas y
brochazos.

Participó en el grupo
Atlántica con un estilo abstracto y expresionista. A partir de entonces
perfecciona su técnica para dar solidez a la presencia de lo objetivo, pero
sabiendo que formalismo e informalismo irán juntos en sus composiciones. En los
90 se instala en Nueva York; expondrá con éxito su obra en Caracas, Miami,
Oporto e igualmente en la propia ciudad de los rascacielos. Devoto del plano
pictórico, para que se manifieste con más rotundidad, acabará sirviéndose de la
figuración contrapuesta a la abstracción, una constante en su producción. En
esos años introduce la iconografía de las papeleras y cabinas telefónicas
ocupando un espacio central, junto a materiales de trabajo como pinceles, tubos
de color o tarros manchados de pintura.

Quintana Martelo renueva el
bodegón desde perspectivas actuales. Periódicos atados, botellas o bolsas de
basura, iconos de la sociedad consumista, consigue que armonicen con distintos
espacios planimétricos informales, sujetos aparentemente por esparadrapos o
chinchetas, o bien apoyados sobre tapetes o trozos de cartón. Engañan la mirada
del espectador que cae en un trampantojo, atrapado entre varios fondos de
metapintura. Se aprecia en Dánae, 1995, original planteamiento del mito en
forma de caída de platos que contienen el sensualismo de una rosa a punto de
deshojarse. Anatomía do Obradoiro,1995, engrandece unas sencillas zapatillas o
los útiles indispensables de la creación, como si de un autorretrato biográfico
y profesional se tratase, a la par que sublima el carácter procesual transitivo
del blanco y negro al color como por arte de magia.                     

A partir del cambio de siglo
la tensión entre el gesto y la precisión encuentra una eficaz forma en los
dípticos. Enfrenta en sendas telas el lenguaje preciosista de la figuración
contra colores fuertes esenciales y líricos, que se apoderan del lienzo a la
manera de expresionistas abstractos americanos como Rothko.

Desde 2010 realiza obras
escultóricas transvasando las formas del lienzo a la tercera dimensión. Su
propia figura, mesa o útiles de trabajo se incorporan al propio soporte como
parte de la obra. Su serie Containers, de 2013 a 2018, la motivan contenedores
urbanos dibujados con destreza y sobre los que incide la mágica luz. Sobre
fondos vacíos, reducidos a planos, encumbra la belleza de esos elementos
rotundos, que presenta aislados, descubiertos en sus muchos paseos y viajes,
como buen flâneur. – Fátima Otero en https://www.afundacion.org/es/coleccion/autor/quintana_martelo_manuel

Fuentes:    

https://quintanamartelo.com/

https://www.instagram.com/quintanamartelo/?hl=es

https://www.facebook.com/manuelquintanamartelo/

https://www.singulart.com/es/artista/quintana-martelo-28177

Nota: La propiedad intelectual de las imágenes que aparecen en este blog
corresponde a sus autores y a quienes éstos las hayan cedido. El único objetivo
de este sitio es divulgar el conocimiento de estos pintores, a los que admiro,
y que otras personas disfruten contemplando sus obras.



Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

tres + 16 =