Este mismo año, Martin Scorsese, legendario cineasta y enemigo mortal del cine de superhéroes, volvió a tirar de retórica y dramatismo para cargar contra la dinámica de un Hollywood que continúa apuntalando su economía sobre grandes blockbusters franquiciados y unas adaptaciones de cómics que, pese a su declive reciente, continúan siendo una notable fuente de ingresos. ¿Su premisa? «Tenemos que salvar el cine».

Nolan, el Thanos de Hollywood

Uno de los nombres a los que Marty aludió como potenciales figuras mesiánicas que salvarían el séptimo arte fue el de Christopher Nolan, que este curso cinematográfico 2023 ha dado un golpe sobre la mesa a nivel creativo y de taquilla con ‘Oppenheimer’, y que lejos de alinearse con Scorsese, ha defendido la necesidad de un equilibrio en la industria para su adecuado desarrollo.

Ha sido durante una entrevista concedida a Associated Press, en la que ha argumentado que, si queremos otro tipo de cine, las franquicias y las fórmulas son de extrema necesidad.

«Creo que siempre hay un equilibrio en Hollywood entre títulos establecidos que pueden asegurar un público recurrente y dar a la gente más de lo que quiere. Eso siempre ha sido una gran parte de la economía de Hollywood y financia la realización y distribución de muchos otros tipos de películas».

No obstante, Nolan defiende que buena parte del respetable acude a sus salas de confianza para enfrentarse a propuestas nuevas.

«Esa es una de las grandes emociones de ir al cine, ver el tráiler de una película de la que nunca has oído hablar, o de un tipo de película que no has visto o que no has visto en mucho tiempo, algo nuevo, algo fresco. Un ecosistema saludable en Hollywood tiene equilibrio entre las dos cosas, y siempre ha sido así».

Nolan

El realizador también ha instado a no sobreanalizar las reacciones del público a un tipo concreto de largometraje. La experiencia de ver y absorber una cinta es personal, y cuantas más propuesta diferentes hayan, mejor será para espectadores e industria.

«[Las reacciones] no son realistas en cuanto a cómo veremos las películas. Todos vemos películas con diferentes expectativas sobre qué tipo de película es. Todos vamos al cine con la intención de ver algo diferente a lo que vimos la semana anterior. Tenemos películas de terror, comedias y documentales; la pantalla de cine puede ser cualquier cosa. Y así, cuanta más variedad tengamos, más películas interesantes se hagan, mejor será para todos nosotros como cinéfilos y profesionales de la industria».

No le falta razón.

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

ocho + 14 =