Lápiz de Mauro se ha dado a conocer en el mundo de la pintura por cautivar con el arte de dibujar con lápices. Así se destacó en la primera publicación sobre la vida y obra del artista colombiano, la cual se profundizará en la segunda entrega que presentamos a continuación.

Lápiz de Mauro

Los primeros trazos

 Su actividad creativa inicia a las 9 de la mañana. “Si estoy con alguna obra en proceso, trabajo en ella hasta la 1 pm, si no tengo alguna obra en proceso, entonces preparo los materiales: templar tela sobre marcos, armar lienzos y después de almorzar, trabajo un poco la publicidad, toma de pedidos o preparación de obras para enviar y entregar”.

Antes de comenzar a pintar señala que planifica con antelación y cuidado qué es lo que va a mostrar exactamente sobre el lienzo: “ya que la técnica que uso, difiere de otras técnicas como el óleo, en el sentido en que no se puede corregir un error abiertamente en el camino; eso sería fatal para el logro final de la obra, pero en el proceso pueden fluir nuevas ideas, sobre todo en el aspecto de luces y sombras. La referencia fotográfica es importante, así como el uso de técnicas proporcionales o geométricas para dar los primeros trazos”, apunta.


¿Cuánto tiempo inviertes en tus creaciones?

“Una de las cosas que resalto cuando alguien me consulta sobre las técnicas y el tiempo de evolución de un diseño, es no caer en el error de determinar un tiempo específico para terminar una obra en proceso, el tiempo que invierto no es menos del que se necesita ni más de lo que podría ser justo, el tiempo en cada trabajo se mueve diferente, así que evitar pensar en ello nos aleja de perder la paciencia en el trabajo y, por consiguiente, garantiza que lo más importante es llevar la obra hasta que se termine sola.

Sin embargo, los tiempos oscilan dependiendo de circunstancias como el tamaño del lienzo y el contendido de la obra o, en casos especiales, ideas que se forman con meses de antelación y que representan el principio de la creación de una obra”.

Lápiz de Mauro- Creaciones artísticas

Lo más difícil de la profesión

Lápiz de Mauro asegura que el momento más difícil de su carrera fue el primer año, “ya que mi proceso ha tenido la particularidad de no tener ninguna influencia de alguna academia, ha sido más bien lo contrario: he buscado crecer por mis propios medios con los materiales”.

“Al primer año ya se había avanzado en ello, pero se llega a un punto donde se cuestiona si se debe seguir. Es debido a esas situaciones socioeconómicas que nos aquejan en nuestro medio que se empiezan a sacrificar muchas cosas para poder seguir (…). Sé que muchos buenos artistas llegan a desmotivarse en ese punto y dejan a un lado su trabajo”.

La desmotivación no fue el caso de ortega, por el contrario: siguió avanzando y forjando su camino. “Creer y seguir creyendo”, fue y sigue siendo la clave que lo ha llevado al éxito en un arte que, a su juicio, es muy complicado y relegado por otras manifestaciones culturales en nuestra región.

Lápiz de Mauro- Pencils charcoal, pastel on canvas, 12 x 16 inch

“Una cosa que llama la atención es la necesidad inmediata del artista latinoamericano de querer entrar a Europa o a Estados Unidos. Eso se debe a que aquí existe una riqueza de artistas pero hay escasez de espectadores y aun en nuestra cultura se siente el peso del subdesarrollo y del escaso apoyo que reciben los artistas en sus inicios”.

No obstante, Lápiz de Mauro ha logrado abrirse paso en este mercado con mucho esfuerzo y dedicación. 80 obras comercializadas en más de 15 países dan fe del alcance que ha tenido el artista colombiano, quien reconoce que el internet ha sido una herramienta de gran importancia para darse a conocer en el mundo del arte.

Posición ante la crítica 

En cuanto a la crítica, señala que es importante saber lo que piensa la gente, “ya que uno pinta algo para mostrar”. Sin embargo, reconoce que existen diferentes percepciones, por lo que no siempre las opiniones de los espectadores serán positivas.

Aprendí en exposiciones y por la gente que sigue mi trabajo que solo debo tratar de dar lo mejor de mí, ya que después de una buena obra la gente espera que la siguiente sea mejor”, resalta con ahínco.

Lápiz de Mauro- Bri - pencil charcoal, pastel on canvas

Para finalizar la entrevista, se le preguntó al pintor colombiano si cambiaría algo su vida de poder volver en el tiempo, a lo que respondió: “de pronto habría creído un poco más en la capacidad de hacer arte a más temprana edad, sin embargo las cosas llegan en el tiempo justo y pienso que la madurez ha sido importante para ello”.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

15 − 14 =