William Falkner, nació en New Albany, Estados Unidos en 1897 y murió en Oxford en  1962 Reconocido por ser una figura notable en el período de entreguerras, su relevancia en las producciones y la influencia que ejercía lo situaban dentro del gremio de los maestros europeos para la época como: Marcel Proust, Franz Kafka y James Joyce.

Pertenecía a una familia tradicional, marcada por los recuerdos de la guerra civil estadounidense liderada en 1861, sobre todo por el rol que cumplió su bisabuelo, el coronel William Clark Falkner. A pesar de que la mayor parte de su vida fue transcurrida en el Sur, conoció ciudades como Los Ángeles, Nueva Orleans, Nueva York o Toronto y vivió casi cinco años en París.

Su primera obra publicada a inicios del siglo XX tardó unos años en encontrar aceptación entre un público más amplio, no obstante eso no hizo que desestimara su talento por la literatura y entre 1929 y 1936, lanzó cuatro novelas: “El sonido y la furia”, “Mientras agonizo”, “Luz de agosto” y “¡Absalom, Absalom!”.

Estas obras definieron el estilo del autor, inmerso en la exploración de la moralidad dentro del gótico sureño. Sus obras le valieron el Premio Nobel de Literatura en 1949, lo que le dio un nuevo vuelco a su fama.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

dos + 5 =