En la localidad de Pedrosa de La Vega, en la provincia de Palencia, se encuentra la Villa romana de Olmeda, una gran mansión del Bajo Imperio que cuenta con un edificio principal de planta cuadrada que gira en torno a un patio central, desde el cual se accede a lujosas estancias, entre ellas un salón principal de más de 170 metros cuadrados donde se conserva uno de los principales mosaicos romanos del mundo.

La villa recibió el Premio Europa Nostra en el año 2010 gracias al versátil concepto de accesibilidad que han desarrollado en ella, permitiendo la visita de todo tipo de públicos, entre ellos personas discapacitadas que no tienen por qué privarse el privilegio de acudir a uno de los yacimientos arqueológicos romanos más valiosos del viejo continente.

Uno de los grandes tesoros de la Villa romana de Olmeda son sus mosaicos. Como mencionamos anteriormente, son unos de los mejores conservados de todo el legado de la arquitectura civil romana extendida por Europa, y cuentan con una belleza excepcional que nos permite recrear la magia de esos ambientes en su contexto original.

Los directivos de este yacimiento han desarrollado el proyecto La Olmeda Accesible, pensado especialmente para aquellas personas de movilidad reducida, al tiempo que las visitas guiadas cuentan con intérpretes que conocen el lenguaje de signos para atender pequeños grupos de visitantes con discapacidad auditiva. También se reciben visitas de personas que requieran de un perro-guía, con la debida autorización.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

18 + uno =