La ciudad eterna se llena en verano de danza, teatro y otros espectáculos, que se desarrollan en las instalaciones de emblemáticos recintos arquitectónicos clásicos, como el Palacio de Venecia o el Teatro de Marcelo, creado por Julio César.

Con una acústica excepcional, también se cuman a esta iniciativa recintos como el castillo de Sant’Angelo y las iglesias de Sant alla Sapienza, una gran joya arquitectónica del período Barroco, y la iglesia de San paolo entro le Mura, edificación del siglo XIX.

El Palacio de Venecia, localizado en el lado oeste de la plaza romana del mismo nombre, es una de las edificaciones más simbólicas de la capital de Italia. Fue construido en el siglo XV y en la actualidad funciona como la sede del Museo Nacional del Palacio de Venecia, albergando en sus estancias hermosas pinturas de gran relevancia histórica.

En el interior de este notable edificio se encuentra uno de los jardines más hermosos de Roma, un espacio que fue restaurado hace poco y que en la actualidad recibe espectáculos de teatro, danza, así como conciertos de música clásica.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

uno × 5 =