Anoche llegó el momento que muchos espectadores de ‘Masterchef 11’ estaban esperando: Luca, el concursante acusado de escaquearse de los cocinados, buscar bronca con sus compañeros y ser objeto de favoritismo, por fin fue expulsado después de cocinar «su peor plato».

En su tinta

La prueba de exteriores de la vigesimosegunda gala de ‘Masterchef 11’ arrancó en el restaurante peruano Oroya de Madrid. Lluís y Luca fueron los capitanes de sus respectivos equipos y el segundo fue criticado por no ejercer un buen liderazgo: «Mucho animar y poco organizar».

Eso propició la victoria del equipo contrario y que Luca, Ana, Álex y Jotha recibieran los delantales negros. La prueba de eliminación consistía en reproducir los innovadores platos creados por jóvenes talentos culinarios.

No obstante, Luca prácticamente se bloqueó desde el principio, al verse incapaz ni de limpiar una sepia. Incluso Pepe tuvo que ir a darle ánimos: «Haz el peor plato si tú quieres, pero acábalo». Al final, tiró adelante pero tuvo la mala idea de echar la tinta cruda por encima y el plato quedó completamente incomestible. A nadie le sorprendió que anunciaran el nombre de Luca como el nuevo expulsado.

«Luca entró siendo una persona un poco artificial y materialista. Aquí me he dado cuenta de muchas cosas, de que hay vida más allá de un móvil y de que puedes ser feliz con pocas cosas. Me voy siendo otro. Ha sido inolvidable» se despidió entre lágrimas. Mientras que Jotha, lo celebró: «¡22 programas esperando este momentazo! ¡Venga, Luca, pa’ tu casa!».

En Espinof | 8 realities de cocina muy sabrosos que puedes ver en streaming para llenar el hueco de ‘Masterchef’



Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

12 + 4 =