Roma y Milán,

Michelangelo Pistoletto. Attraverso la rete, Lui e Lei, 2008. Citta dell' Arte - Fondazione Pistoletto Onlus
Michelangelo Pistoletto. Attraverso la rete, Lui e Lei, 2008. Citta dell’ Arte – Fondazione Pistoletto Onlus

El próximo junio cumplirá noventa años Michelangelo Pistoletto, el artista de Biella que comenzó interesándose por las posibilidades del autorretrato para, muy pronto, sumar al espectador a sus proyectos de la forma más explícita posible: las Mirror Paintings reflejaban su presencia en tiempo real y concedían a su obra una dimensión nueva, tanto en lo espacial como en lo temporal, al tiempo que daban la vuelta a la noción de perspectiva heredada del Renacimiento, que implicaba una visión hacia el interior del cuadro.

En estas series de espejos, el italiano venía a documentar sin filtros el momento que ve y en el que vive; como explicó Jeremy Lewison, que fue director de las colecciones de la Tate, incorporan no solo la historia de la fotografía en el momento en que fueron realizadas –ha usado desde negativos de cristal hasta Polaroids o imágenes digitales, desde la pintura a mano hasta la serigrafía, desde el blanco y negro hasta el color, desde lo estático hasta el movimiento– sino también la historia de la moda, de los artilugios, de la educación y las costumbres.

Con el paso del tiempo, esas Mirror Paintings adquirieron un cariz más político, convirtiéndose incluso en herramientas de denuncia social: entiende Pistoletto, y así lo expresó en su manifiesto El tercer paraíso (2003), que es necesario que tomemos verdadera conciencia como individuos de nuestra pertenencencia a una comunidad local y global. Algunas de esas piezas las concibió como metáforas de retrovisores que examinan actos humanos pasados, revisando los espacios y los tiempos que dejamos atrás.

Unos años después de iniciar aquella serie, y de comenzar a exponer su producción a mediados de los cincuenta (de 1960 data su primera individual, en la Galleria Galatea de Turín), se convirtió Pistoletto en uno de los mayores impulsores del arte povera, desde el deseo de echar por tierra la jerarquía de los materiales y manifestar su rechazo al consumismo, ensalzando las fuerzas de la naturaleza pero también la modernidad industrial. Los autores ligados a esta corriente, que tomó su nombre del teatro pobre de Jerzy Grotowski, no se integraron en un colectivo unido, pero sí tuvieron en común su comprensión del arte como perspectiva desde la que abordar la vida y el establecimiento de vínculos entre los materiales y la historia cultural y la mitología italoeuropea, tratando de reflejar el presente a través del pasado. Podríamos decir que abogaron por efectuar una crítica poética a la civilización moderna en la que conjugaron aspectos utópicos y otros regresivos.

Entre las aportaciones de nuestro artista al movimiento se encontró la introducción del estímulo revolucionario de las agitaciones sociales de los sesenta en performances urbanas que llamó azioni povere y la conjunción de moldes de museo con baratijas y desechos cotidianos, en piezas como la emblemática Venus de los trapos (1967). También desarrollaría, ya en los ochenta, grandes esculturas de poliuretano o mármol que fragmentaban y corrompían el canon miguelangelesco, y otra de sus inquietudes habituales ha sido la de mostrar su producción al margen de los circuitos tradicionales, así como la de procurar la colaboración creativa entre creadores de distintas disciplinas y capas sociales.

Mientras el Instituto Italiano de Madrid nos da ocasión de contemplar su mesa reflectante Love Difference – Movimiento Artístico para una Política InterMediterránea, que estrecha simbólicamente lazos entre las culturas surgidas en torno a este mar, Italia celebra su aniversario con dos muestras significativas en Roma y Milán.

DART – Chiostro del Bramante, en la capital italiana, propone un recorrido narrativo por sus cerca de seis décadas de trayectoria a través de medio centenar de piezas y cuatro instalaciones específicas de gran formato; esta muestra, comisariada por Danilo Eccher, ha querido distanciarse de los planteamientos de una exhibición cronológica al uso para tratar de contar al espectador una historia, la de la poética y los muchos intereses que ha desplegado Pistoletto desde los sesenta hasta hoy. El proyecto se ha titulado “INFINITY”, justamente por hacer hincapié en las múltiples opciones de representación y transformación, de cambiar sus formas de mirar el mundo, que el de Biella ha tratado de desarrollar, al punto de que podremos tener la sensación de que esta es una exhibición colectiva y no una individual. En la diversidad me he multiplicado, decía Pistoletto.

Veremos algunas de sus Mirror Paintings de los sesenta, la inevitable Venus de los trapos, más prendas en Orchestra di ragci o uno de sus laberintos, en los que transporta al visitante a través de sinuosas galerías que manipulan su percepción del espacio. Entre sus propuestas de los setenta, podremos contemplar L’Etrusco, su versión en bronce de la escultura antigua de un orador; o la instalación Porte Segno Arte, figura formada por la intersección de dos triángulos que representan el cuerpo humano con los brazos levantados y las piernas abiertas. Recalarán asimismo, como decíamos, obras más recientes en Roma, incluyendo una versión de la mencionada mesa Love Difference.

Michelangelo Pistoletto. Venere degli stracci, 1967-2013. Fotografía: A. Lacirasella
Michelangelo Pistoletto. Venere degli stracci, 1967-2013. Fotografía: A. Lacirasella
Michelangelo Pistoletto. Labirinto, 2010, Musee d'Art Moderne de St Etienne
Michelangelo Pistoletto. Labirinto, 2010. Musee d’Art Moderne de St Etienne

Comparte esta última propuesta vocación social y pacifista con la presentación milanesa, que podrá visitarse en la Sala de Cariátides del Palazzo Reale y llevará por nombre “The Preventive Peace”. Un cartón ondulado se extenderá por toda la superficie de esta estancia, componiendo uno de sus laberintos; en sus pliegues se abrirán espacios para acoger algunas obras bien conocidas del autor povera; otras recalarán en el Museo de Ciencias, el de Historia Natural, el Planetario y el Acuario, de modo que el conjunto de la ciudad quedará convertida en un dédalo a la búsqueda de Pistoletto. Nuestro recorrido podrá culminar en la Manzana Reintegrada que se dispuso, de forma permanente, en la Estación Central.

Michelangelo Pistoletto. La Pace Preventiva. Citta dell' Arte - Fondazione Pistoletto Onlus
Michelangelo Pistoletto. La Pace Preventiva. Citta dell’ Arte – Fondazione Pistoletto Onlus

 

 

“INFINITY. Michelangelo Pistoletto. L’arte contemporanea senza limiti”

DART – CHIOSTRO DEL BRAMANTE

Via Arco della Pace, 5

Roma

Del 18 de marzo al 15 de octubre de 2023

 

“The Preventive Peace”

PALAZZO REALE

Piazza del Duomo, 12 

Milán

Desde el 23 de marzo de 2023

 

OTRAS NOTICIAS EN MASDEARTE:

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

cinco + 4 =