En la década de los treinta, la creación de producciones cinematográficas en las que se narraban las aventuras de personajes de la ciencia ficción como La Momia o Frankenstein, catapultaron a Universal Studios, convirtiéndolo en una de las productoras del séptimo arte más conocidas de Hollywood.

A casi un siglo de esta gloria, la compañía cinematográfica quiere volver a probar suerte con los clásicos, poniendo en la piel de estos personajes, extraídos de la literatura universal o de los relatos de ficción propios de los comienzos del siglo XX, a figuras del cine como Javier Bardem y Tom Cruise.

El actor español, esposo de Penélope Cruz, se encuentra en conversaciones con Universal para dar vida al monstruo que fue creado por la escritora británica Mary Shelley en el siglo XIX, un film que ha gozado de múltiples adaptaciones a la gran pantalla, muchas de ellas dignas de olvidar, y que probará suerte de nuevo en el ciclo de terror que prepara la compañía de entretenimiento norteamericana.

Hay rumores de que Tom Cruise está dispuesto a dar vida a La Momia, mientras que Johnny Depp es uno de los candidatos para encabezar el elenco de El hombre invisible, aún se desconoce quién será el intérprete que estelarice Drácula, aunque será difícil superar la versión que Francis Ford Coppola presentó de este film en la década de los noventa.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

20 − quince =