Cada
familia tiene una identidad que la hace única y la distingue de otras. 

Este
sello familiar se va generando en base a los vínculos afectivos existentes
entre sus miembros y por las experiencias significativas que van viviendo
juntos.

Estos momentos que se repiten en el tiempo y que son propios de cada familia, se llaman ritos familiares y tienen un papel fundamental, ya que contribuyen a fortalecer el sentido de pertenencia, seguridad y van potenciando el orgullo de ser parte de una familia. 

A la vez, estos sirven para unir el pasado, presente y futuro de cada una de ellas.

En
este contexto, nuestras fiestas patrias pueden ser una oportunidad para revivir
tradiciones relacionadas con la historia y cultura de nuestro país. Llevar a
cabo ritos familiares aprovechando de compartir diferentes actividades
“dieciocheras”, tanto dentro como fuera del hogar, y transmitir los valores
patrios a los niños y niñas de la familia.

Ideas
de actividades para estas Fiestas Patrias.

●        Como
familia informarse y participar de las celebraciones que harán sus hijos en el
jardín infantil o escuela, apoyarlos y transmitirles la importancia de esta
fecha como parte de su proceso educativo.  

●        Organizar
panoramas al aire libre en familia, ir a una plaza o parque y hacer un picnic
disfrutando de juegos típicos como: elevar volantines, el luche, el emboque, la
rayuela o corrida de sacos. 

●        Realizar
actividades entretenidas y simples en el hogar tales como: 

a)       Decorar
la casa convirtiéndola en la mejor fonda, realizando manualidades con elementos
hechos por los niños y niñas como guirnaldas con papel volantín o reciclado,
banderitas en papel lustre, remolinos de cartulinas de colores. 

b)      Enseñar
a los niños y niñas a hacer payas y concursos, mostrando esta forma de
expresión verbal tan típica de nuestro país. 

c)       Jugar
lotería; hacer pelotas con material en desuso como calcetines y jugar a botar
objetos juntando puntos por equipo. 

d)      Leer
cuentos chilenos como El Caleuche, La Pincoya o el Trauco; Mampato, Condorito o
Barrabases, para los que prefieren los cómics, o “Papelucho Historiador”, entre
otros y luego compartirlos en familia. 

e)      Organizar
bailes con música y trajes típicos chilenos. 

f)        Preparar
recetas de comidas o postres fáciles y propios de nuestro país, incorporando a
los niños, niñas y jóvenes en la preparación: empanadas, sopaipillas, o pan
amasado con pebre, leche asada, mote con huesillo, entre otros.

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

cuatro + quince =