La firma Dominique Perrault Architecture asumió el desafío de llevar una nueva estructura al Pabellón Dufour del Palacio de Versalles, una sorprendente e inesperada sala que se encuentra bajo tierra, demostrando que las líneas clásicas de la edificación francesa, pueden convivir sin problemas con alternativas contemporáneas.

El proyecto, que comprende una restauración, renovación e interpretación contemporánea del Pabellón Dufour, fue aprobado en el año 2011 y ahora, cinco años más tarde, podemos ser testigos de este pasaje que se sumerge en el Patio de los Príncipes y que da un vuelco interesante a la visita del Palacio Museo.

Las antiguas cisternas, los baños, las consignas y los vestuarios del Palacio de Versalles sirven ahora para acoger recintos, como una hermosa librería. Llama especialmente la atención el uso de ciertos metales, manejados con líneas curvas que rompen con la linealidad que define las fachadas de esta sobria construcción.

Bajo tierra también espera a los visitantes de Versalles un auditorio donde predomina la madera. El proyecto cumple a cabalidad con la idea inicial de preservación del patrimonio, al tiempo que los espacios se renuevan y se le brindan nuevos e innovadores usos.

La conexión entre el Pabellón Dufour y el Ala Vieja, permite que ambos sectores de esta residencia veraniega de la monarquía de Francia sigan trabajando de manera autónoma, ofreciendo una nueva oferta que no interfiere con la dinámica propia de las visitas al resto del palacio.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

cuatro × 1 =