Animales fantásticos aparentemente fue una acertada apuesta de Warner Bros, que tras cinco años de haber puesto el sello final a la aventura de Harry Potter en la gran pantalla, decidió reavivar la pasión por el universo mágico creado por J.K. Rowling, estrenando una nueva saga que deja muy buenas sensaciones.

En primer lugar, la historia está encabezada por Eddie Redmayne, un hombre que nos presenta a un mago muy distinto a lo que estábamos acostumbrados a ver. Newt Scamander es sensible, tímido, pero a la vez de una gran inteligencia y con una habilidad mágica insuperable, convirtiéndose en un nuevo héroe ideal para la franquicia.

Tanto la escritora, que debutó como guionista de cine para este proyecto, como el director David Yates, se encuentran muy entusiasmados con el universo que deben recrear, pues atrás quedaron los oscuros pasillos de Hogwarts y sus intrincados misterios, ahora el mundo se abre ante nuestros ojos, de cara a años muy duros.

La precuela de Harry Potter se inicia en el Nueva York de los años veinte, con el asomo de una gran lucha de poder que está por comenzar y la sombra de un gran villano, Gellert Grindelwald, mago oscuro que precedió a Voldemort y que en esta saga de películas será interpretado por Johnny Depp.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

dos × uno =