Camila Ignacia Parada dice que “Patricio,
el patito” nació de casualidad mientras ella creaba otro cuento. Le gustó la
historia, rápidamente la armó y en menos de un año publicó el libro. Mediante
la historia de Patricio busca generar conciencia en niños y niñas sobre la
discapacidad.

“Estudié educación diferencial durante
cuatro años, y como soy autista, me interesa bastante el mundo de la
discapacidad y de ahí fue surgiendo la inspiración para crear un cuento sobre
inclusión”, explica. 

Sobre el TEA (Trastorno del espectro
autista) hay mucho desconocimiento y mitos, explica Camila. “Me pasa en redes
sociales de que la gente me dice; “No, tú no eres autista porque yo conozco a
pepito que es autista y pepito no se comporta como tú.

Pepito no puede hacer nada”, y entonces la
gente no comprende que es un espectro y que al igual que todas las personas,
nuestras características son distintas en cada uno y que tenemos habilidades
diferentes en diversas áreas, pero eso no significa que estemos imposibilitados
de realizar las cosas normalmente”, sentencia.

Su cuento, “Patricio, el patito”, si bien
no aborda el TEA habla sobre dos elementos clave para avanzar en estos temas:
la diversidad y el respeto por las diferencias. La trama gira en torno a
Patricio, un patito que tiene una patita chueca, por lo que es excluido del
grupo al no poder nadar y jugar como el resto.

“Se nos pide mucho a las personas con
discapacidad, que nosotros tenemos que adaptarnos al mundo porque este no va a
cambiar por nosotros, y acá lo que pasa con Patricio es que son sus amigos los
que adaptan todo para poder incluirlo y hacerlo parte”, dice Camila.

Para la autora que existan cuentos con
estas temáticas e historias son claves porque “enseñan muchas cosas, como los
valores, se estimula el lenguaje, crea vínculos con los padres o cuidadores, y
me gusta mucho que en los cuentos los niños se vean reflejados, entonces las
situaciones que les pasan a los protagonistas o a los personajes, los niños
sienten que a ellos también les pasa y al ver que hay un final feliz, les queda
más esperanza de todo.

Finalmente, sobre la recepción del libro,
explica que de momento ha sido exitosa. “Me han llegado muchos comentarios de
que es muy bonita la historia y a los niños también les llama mucho la
atención, el tema de los dibujos y todo, así que ha tenido muy buena
recepción”, señala la autora.

“Patricio, el patito” se encuentra
disponible en Trayecto.cl, Trayectobookstore, Antártica, Buscalibre y las
mejores librerías del país.

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

3 − tres =