Conocido por ser uno de los fundadores del Movimiento Arte Concreto, el artista argentino Tomás Maldonado es también reconocido por el gran legado teórico que brindó al arte contemporáneo latinoamericano del siglo pasado.

Durante la década de los cuarenta, este notable sureño, se convirtió en uno de los responsables de dar impulso a la revolución plástica en Argentina. Su gran visión e ingenio lo hicieron ocupar el cargo de director en la Hochschule für Gestaltung (HfG), institución alemana de gran reconocimiento.

Además de cultivar el arte, Maldonado trabajó como diseño industrial, destacándose por tratar esta área creativa mediante una metodología sistemática y científica, sustentado todas sus propuestas y análisis en bases teóricas sólidas.

Como director de la HfG se encargó de modificar su programa de estudios, pensum que estaba inspirado en el legado de la Bauhaus. Maldonado innovó muchos de los aspectos a considerar dentro de la institución de Ulm, para que fuesen más acordes con las necesidades de la vida tras los estragos de la Segunda Guerra Mundial.

En la década de los sesenta se instaló en Italia, donde desarrolló su labor teórica así como la docencia. Por años su interés en la proyectación, la metodología y su preocupación por el medio ambiente, lo alejaron de las artes plásticas, actividad que retomó en el año 2000, tras pasar 45 años sin pintar.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

dos × 5 =