Ya desde el mismísimo comienzo de ‘The Changeling‘, la nueva serie de Apple TV+, se nos advierte que lo que vamos a presenciar es un cuento oscuro para adultos. La adaptación de la novela homónima de Victor LaValle no esconde en ningún momento su condición y en cierto sentido parece querer coger al público que se ha quedado huérfano de otra fábula sobre paternidad como es la ‘Servant‘ de Shyamalan.

Otra cosa es que sea tan fascinante o, al menos, tan llamativa como la otra. Pero lo intenta. Protagonizada por LaKeith Stanfield (‘Atlanta‘), la serie arranca mostrándonos el comienzo de la historia de amor entre su personaje, comerciante de libros raros y antiguos, y una bibliotecaria encarnada por Clark Backo. Ambos con un traumático pasado y con puertas de su pasado que es mejor no abrir.

Será la desaparición repentina de la mujer, después de tener un hijo y un terrible incidente, lo que desencadene el punto de no retorno para una serie que, a lo largo de ocho episodios (he podido ver seis), propone una ambiciosa mezcla de elementos variopintos que van desde tradiciones africanas, brujería, cuentos de hadas nórdicos (bueno, de ahí el título, de hecho).

Contenido

Una fábula sobre paternidad repleta de elementos sobrenaturales

Todo esto conforma una fábula sobre paternidad, sobre las ansiedades del ser padre, la depresión post-parto y el noble propósito de querer ser para el hijo mejor que lo que fueron los padres propio en lo que la serie navega entre la fantasía oscura, el terror y el elemento de la ciudad desconocida, lo que no se ve de Nueva York.

No he leído la novela así que no sé hasta qué punto es culpa del texto original, pero la adaptación de Kelly Marcel se estanca a la hora de verter los ingredientes que componen ‘The Changeling’. El, además, querer cocer la receta a fuego lento hace que dé la sensación de que, durante la primera mitad de la serie, esta dé vueltas sobre sí misma. Mastica de más la construcción de la trama.

Aquí creo que esta necesidad que parece tener la serie de poner sobre la mesa hasta el mínimo detalle viene de intentar respetar un estilo literario sin entender del todo que el lenguaje de un medio y otro son mucho más distintos y lo que funciona sobre el papel puede que no lo haga en pantalla. Esto erosiona, bajo mi punto de vista, un misterio que, si bien no es realmente importante, es el vehículo que nos está llevando en este cuento oscuro neoyorquino.

Mejor lore que misterio

The Changeling Photo 010201 Jpg Photo Modal Show Home Large

Episodio a episodio, ‘The Changeling’ pide algo de paciencia pero a la vez tampoco arroja muchas migas de pan para retener al espectador dubitativo. Es una de estas propuestas que, o la compras desde el principio (o, bueno, los tres primeros episodios disponibles desde hoy) o se puede hacer muy cuesta arriba.

Esto no quita para que no tengamos un lore (o un cóctel de folklores) bien construido y unas interpretaciones bastante sólidas que, quizás, se pierden un poco a la hora de otorgar cierto plus de intensidad a la integridad del personaje, la trama y la serie. En especial el talante del «dios Apollo» de un LaKeith Stanfield que demuestra ser todo un acierto de reparto.

Es indudable que ‘The Changeling’ es, ante todo, un evocador relato de terror paternal. La lástima es que su ambición como adaptación se pierda en una narrativa entre lo enrevesada y lo frustrante.

En Espinof | Las mejores series de terror de 2023

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

20 + diecisiete =