Jules Massenet fue un notable compositor francés que llegó a concebir numerosas piezas de gran importancia para el género de la ópera, como HerodíasWerther (inspirada en la novela del escritor alemán Goethe) y Thaïs, una hermosa pieza que recrea la historia de la cortesana egipcia que se redime, y que luego sería conocida como Santa Thaïs.

Reconocida en el mundo de la música por sus conmovedores solos de violín, Thaïs no gozó de mucha popularidad en su época, puesto que algunos llegaron a ver algo demoníaco en sus acordes, así que fue necesario que pasaran algunos años para que la pieza cobrara la relevancia y el éxito que le estaba destinado.

La ópera se basa en la novela homónima de Anatole France y fue estrenada en París en 1894 para la diva norteamericana Sybil Sanderson. Fue en 1907 cuando la pieza se convirtió en un verdadero éxito en la ciudad de Nueva York, catapultando la carrera de Mary Garden luego de su performance en el Manhattan Opera House.

No son comunes los montajes de Thaïs, pero en la actualidad se considera uno de los más elogiables el de la soprano estadounidense Renée Fleming, llevado a la escena en el año 2008, con la producción de John Cox.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

doce + 20 =