El diario británico The Guardian incluyó a la Terminal 4 del aeropuerto Adolfo Suárez en España entre las obras de arquitectura más importantes de este siglo.

De las 25 obras seleccionadas, la terminal madrileña se encuentra en el lugar 18. Diseñada por Richard Rogers y el Estudio Lamela, el periódico destaca que el gran logro de estos profesionales es haber creado “un aeropuerto del que no estás desesperado por escapar”.

En la crítica del lugar el medio destaca la forma ondulada de su techo de bambú, y las columnas que recuerdan a los árboles de un bosque, así como las grandes aberturas circulares que llevan la luz del día a sus niveles más bajos.

En ese sentido, el diario considera que La Terminal 4 es un aeropuerto del que no te quieres ir,

En un comunicado, el Estudio Lamela consideró que “la buena arquitectura tiene sentido si es capaz de mejorar la vida de las personas”. Y este fue uno de los motivos al diseñar la T4: “dar tranquilidad y sosiego en espacios tradicionalmente asociados al ruido y al estrés, como los aeropuertos”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

1 + veinte =