Diseñado por Esteban Ramírez, el proyecto Teatro Navegante fue elegido uno de los 10 ganadores en la categoría Proyectos de Título del Concurso Arquitectura Caliente 2018 (CAC 2018), certamen chileno organizado por el Grupo Arquitectura Caliente y con el financiamiento del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

El Archipiélago de Chiloé ha sido definido históricamente por sus propios habitantes como un anexo al territorio continental debido al aislamiento físico, social y cultural que existe desde principios del siglo pasado.

Vale destacar que en dicho proyecto, la arquitectura asume y adopta la necesidad del desplazamiento, llevando el teatro a las islas, creando una escena dentro del paisaje y guardando a su vez escenas en su interior para los espectadores que entran en él.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

3 × 4 =