Hace un año, el billete de mayor denominación de Venezuela en esa época: el de 100 bolívares, fue sacado de circulación por orden del presidente Nicolás Maduro, por supuestamente ser un instrumento de las «mafias internacionales» dirigidas desde Colombia. No obstante, tal medida fue rechazada por comerciantes y consumidores, ya que exigía el depósito y el canje de los billetes en los bancos, ocasionado el caos.

Tales acciones desesperadas de parte de la población dieron partida a las estafas, la quema del papel moneda y hasta causó la muerte de varios ciudadanos. Por lo que como  protesta simbólica, el fotógrafo y artista visual caraqueño Jesús Briceño creó la serie ‘Sin efecto’, que está integrada por 33 fotografías digitales de 33 billetes de 100 bolívares que arden por efectos de un fuego.

De esta manera, Briceño representa la capacidad destructiva de muchas de las decisiones emanadas desde el poder, que muchas veces parece actuar en contra de los intereses de las personas que debe servir. La exposición fue presentada en la más reciente edición del Salón Jóvenes con FIA.

Sobre los papeles impreso en Sin efecto, Briceño señaló que “se van perdiendo en el tiempo hasta consumirse y volverse parte de la nada”, representando “la necrosis de un país y sus símbolos cotidianos concertados en un objeto de valor, pero irónicamente sin valor, es la desmaterialización del poder adquisitivo y es el reflejo de una gloria desfallecida, contaminada y enferma desde su génesis”, indicó el artista.

33 fotos conformaron la exposición ‘Sin efecto’

 

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

4 × dos =