Considerado uno de los grandes muralistas junto a figuras como Rivera y Siqueiros, el pasado 25 de agosto el artista mexicano Rufino Tamayo alcanzó los 117 años de su nacimiento. La crítica lo ha catalogado como uno de los más importantes pintores de nacionalidad azteca del siglo XX.

Rufino Tamayo también se convirtió en uno de los primeros artistas latinoamericanos en conseguir el reconocimiento y la difusión de su obra a escala internacional, uniéndose de ese modo al conocido grupo de los tres, integrado por los artistas mexicanos David Alfaro Siqueiros y Diego Rivera.

Durante su vida, Tamayo hizo varios proyectos en conjunto con sus compatriotas, obras especialmente enmarcadas en el movimiento muralista, que se extendió a lo largo de las dos guerras mundiales. No obstante, las singularidades de su trabajo pictórico, lograron diferenciar el trabajo del pintor de Oaxaca de sus colegas.

La Universidad de Manila le concedió el Doctorado Honoris Causa en el año 1974, título que también le fue otorgado en la Universidad Nacional Autónoma de México y por la Universidad del Sur de California, entre otras instituciones de esta categoría.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

dos × cinco =