La escultura de un oso polar, símbolo de Hammerfest una de las ciudades más septentrionales de Europa, ha sido restaurada y colocada nuevamente en su lugar, tras ser dañada por una tormenta.

Sin embargo, el nuevo rostro del oso ha sido blanco de burlas y memes por parte de los pobladores, por los tonos oscuros que rodean los ojos, la boca y las orejas.

“¿Ha comido hollín el oso polar en Hammerfest? ¿O simplemente [fue] un poco entusiasta con el maquillaje?”, se pregunta un internauta. “Estamos contentos de que haya regresado, pero, en efecto, se ve un poco diferente después de su tratamiento de spa”, dice otro usuario en Facebook.

Bilskade y Lakk Hammerfest, la empresa responsable de la restauración, justifica que no estaba entre sus planes usar el color negro en la cara del oso, que fue petición del dueño de la escultura.

Con información de nota de prensa  

No hay comentarios

Dejar una respuesta

cinco + once =