Los historiadores y entendidos del arte han determinado que el húngaro Victor Vasarely como el creador y primer promotor del cinetismo óptico, quien inició esta corriente artística con “Zebra”, su obra de arte.

Esta obra de arte es abstracta e inspirada en la geometría. El juego de las paletas de colores, la fragilidad y los efectos visuales llevaron a Vasarely al éxito, para después decidir dedicarse al arte en Budapest en 1943.

Sin embargo, otros historiadores dicen que las primeras obras de arte cinético aparecieron con Marcel Duchamp con las “Rotoreliefs”.

El término “cinético”en el arte inicia una década después del escrito de Gabo, bastante tiempo antes de que Vasarely empezara en los circuitos de las artes plásticas.

MODALIDADES DEL ARTE CINÉTICO

El arte cinético se puede representar o realizar en dos modalidades:

  • Movimiento Lumínico: Se enfoca en los cambios de color, luz y trama.
  • Movimiento Espacial: Esto es cinetismo, se trata del movimiento en la obra de arte y que el público perfectamente lo puede contemplar.

Estas modalidades fueron las tendencias al inicio de los años sesenta y logrando su máxima popularidad en París al finalizar los sesenta. Las exhibiciones que se dieron en los Países Bajos y Zúrich impactaron a los amantes del arte, el cinetismo fue el arte más llamativo para la época.

La base del arte cinético es el movimiento como su primordial estructura, la clave es no solo reflejar movimiento, sino estar en movimiento, como las obras de Alexander Calder, artista que sin importar desde donde se encuentre el movimiento, esta será independiente.

CARACTERÍSTICAS DEL CINETISMO

  • Composición de la obra con una variedad amplia de figuras geométricas.
  • El uso de líneas paralelas o rectas.
  • El propósito es que el espectador perciba la sensación de movimiento.
  • Composición y jugo de espacios negativos y positivos con el fin de crear efectos visuales.
  • Aprovechar los contrastes cromáticos con la saturación de colores.
  • Formas, figuras y libertas de dimensiones dentro de la obra.
  • El uso de la luz, las sombras y el color para generar una sensación de profundidad.

Como hemos dicho en artículos anteriores, el Arte Cinético es una experiencia interactiva y sensaciones que te hacen no solo apreciar la obra, sino admirar la genialidad de la misma.

Los maestros de esta técnica, buscan que los espectadores se detengan, observen y encuentren las varias formas de ver a la misma. Por ello, podemos apreciar obras para adultos y otras más divertidas para niños, pero lo que es cierto, es que una obra de arte cinético siempre llama la atención.

Fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

11 + 8 =