El tenor español Plácido Domingo acusa al pop de desviar la atención del público hacia la música clásica, considerándolo un género que representa una avalancha tremenda, opacando a otros estilos, como el lírico o el orquestal.

Según la perspectiva de Plácido Domingo, los cantantes de ópera se encuentran en una grave desventaja ante la industria de la música comercial, que es la que maneja a su antojo el mercado, y de algún modo dicta los lineamientos sobre lo que el público debe escuchar y consumir.

Domingo, que además de cantante lírico, es director de orquesta y productor musical, asegura que el margen de ganancia que poseen los cantantes de ópera en comparación con las figuras del género pop, es insignificante. A pesar de las circunstancias, el español sigue viendo en la música clásica un mensaje de aliento y consuelo que es difícil hallar en cualquier otro género.

Por lo pronto, Plácido Domingo, que es junto a Andrea Bocelli uno de los cantantes líricos más comerciales, estará en la próxima temporada de Mozart en la selva, junto al actor mexicano Gael García Bernal y la italiana Mónica Bellucci, participando en algunas escenas que fueron rodadas en Venecia, y que sirve de catapulta a la música clásica.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

catorce + diecisiete =