El tenor español Plácido Domingo fue ovacionado en el Festival de Salzburgo, lo que fue interpretado como un indulto al célebre intérprete.

Se trata de su primera actuación desde las acusaciones de acoso sexual, por parte de una bailarina y ocho cantantes. En el evento los participantes salieron a saludar antes de la representación, como es lo habitual, uno detrás de otro. Cuando apareció Domingo en el escenario, el auditorio se puso en pie y la sala resonó de aplausos en apoyo al intérprete.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

9 − siete =