Desde marzo a septiembre del 2018, la exposición Picasso 1932: Amor, fama y tragedia estará disponible en las instalaciones de la Tate Modern de Londres, con más de un centenar de obras del artista malagueño.

La muestra se centra en el conocido “año de las maravillas de Picasso”. Fue en 1932 cuando al artista español, integrante de la tendencia cubista, demostró su mayor explosión creativa, alcanzando niveles insospechados de técnica, sensualidad, y consolidándose como uno de los más grandes del siglo XX.

Entre las grandes piezas que componen el trabajo creativo de este glorioso año picassiano, tenemos Mujer ante el espejo y El sueño, pintura en la que representa a Marie-Thérèse Walter y que es considerada una de sus grandes obras maestras.

Para los encargados de esta exposición en londres, 1932 representó también en la vida del artista un año de profundas dicotomías, ya que se debatía entre la vida del campo y la ciudad, el amor junto a Walter, su amante, y por su mujer Olga Khokhlova, madre de su hijo Paulo. También en cuanto a facetas estéticas se debatió entre la pintura y la escultura.

Sin embargo, a la gloria de aquellos días se le interpuso la tragedia, pues a finales del 32 Walter cae enferma, consiguiendo con su quebranto que todas las pinturas de Picasso de aquel momento se tiñeran de gran oscuridad y dramatismo.

Esta nueva exposición de Picasso es también una oportunidad única para ver reunidas en una sola muestra a algunas de las obras mejor cotizadas del pintor, con éxitos de subasta como Las femmes d’Alger.

1 comentario

Dejar una respuesta

dos × 4 =