A Rainy Day in New York, la nueva película de Woody Allen protagonizada por Selena Gomez, no llegará a las carteleras de cine.

Debido a las constantes acusaciones sobre presunto abuso sexual que ha hecho la hija adoptiva de Allen, Dylan Farrow, sumergidas en el movimiento ‘Me Too‘, Amazon Studios ha decidido no distribuir ni financiar los últimos tres proyectos que tenía acordados con el director neoyorquino.

Siguiendo esta línea, medios especializados reportaron que el gigante del comercio electrónico postergó el estreno de A Rainy Day in New York de manera indefinida.

La producción, lista para su lanzamiento desde hace un buen tiempo, fue filmada hace casi dos años bajo un costo de 25 millones de dólares.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

19 − 1 =