La periodista y también escritora chilena, Isabel Allende, nació el 2 de agosto de 1942, mientras su padre cumplía funciones diplomáticas en Perú. Desde muy niña quiso ser bailarina pero su destino fue otro.

Bajo una incansable rutina de trabajo, primero como periodista en la Revista Paula y posteriormente en programas de televisión en Santiago de Chile. Allende asegura que su futuro se decidió a partir de 1973, con el golpe militar en el que su tío, el presidente Salvador Allende fue derrotado.

Dos años después fue exiliada con su marido y sus hijos en Caracas, donde comenzó a escribir la obra literaria La casa de los espíritus, la cual nació de una larga carta dirigida a su abuelo que se publicó en 1982 en España, convirtiéndola en uno de los nombres clave de la actual narrativa latinoamericana.

Esta obra, desde su publicación, ha estado marcada por el éxito y 11 años. Luego de su aparición logró ocupar la gran pantalla, protagonizada por Jeremy Irons, Meryl Streep, Glenn Close, Winona Ryder y Antonio Banderas.

En el plano literario, Allende confiesa que cuando comienza a escribir genera un lugar, una época y los personajes de la historia se van dando por sí solos, es decir, no tiene un plan inicial con todas las acciones. Tal es el caso de La casa de los espíritu, que aunque muchos estudiosos catalogan la obra en el género autobiográfico ella misma indica que es más como una recopilación de recuerdos almacenados en su memoria.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

16 − catorce =