La verdad es que lo que no esperaba de la llegada de Max a España es que esta viniese con el estreno de uno de los realities más polémicos de los últimos años. Y es que la versión española de ‘Naked Attractionaterrizó para incertidumbre de algunos y repugna de otros y, desde luego, sin dejar a nadie indiferente.

Tanto es así que pronto llegó la polémica: el Instituto de política social (IPSE), plataforma cristiana ligada a la derecha, exigiendo la retirada del programa y, de paso, una controvertida calificación por edades (+12) que se antojaba algo laxa para un dating show que consiste, básicamente, en evaluar cuerpos desnudos para encontrar así el amor de nuestra vida.

Ante todo el revuelo causado ha sido la presentadora del programa, Marta Flich, la que ha decidido responder todo el odio que ha despertado el programa, contando cómo surgió el formato y la idea que hay en él de celebrar la diversidad de los cuerpos y el body positive.

Body positive, tele negative

«No quieren verlo pero no pueden dejar de mirarlo», comenzaba su texto en Instagram para, a continuación contar que el programa ya llevaba varios años en Italia, Alemania, Suecia o Reino Unido y la experiencia que fue el grabarlo, destacando que en ningún momento se busca ni sexualizar ni cosificar:

«Así que el casting estaba compuesto por hombres y mujeres de distintas edades, razas, cuerpos, orientaciones sexuales y motivaciones. En ese ambiente sano, el programa afrontaba el “body positive”, el todos los cuerpos son bonitos y el hablar tranquilamente de ello. Se acompañaba el tema con unas pequeñas píldoras científicas de por qué nos atrae más un rasgo físico que otro y anécdotas del estilo. Desde esta mirada es fácil deducir que no hubo sexualización ni cosificación. Todos vivimos la experiencia con naturalidad y lo pasamos realmente bien. Puro entretenimiento sano. Muy divertido.»

Así que cual fue su sorpresa cuando vio que el programa estaba siendo masacrado en redes. Flich ve ahí mucha actitud retrógrada, hablando de cómo se sigue considerando «pecado» ciertas partes del cuerpo y que, según ella, muestra la inmadurez del que critica ‘Naked Attraction’:

Se cocinaron unas estupendas croquetas mezclando conceptos con gran confusión y desconocimiento. En definitiva se mostraba un retrato distorsionado y erróneo. Una mirada retrógrada que mostraba una imagen nítida de los complejos ahora ya visibles de dichos opinadores/as. Por supuesto y para sorpresa de nadie, aderezado todo con insultos como lamentablemente suele suceder cuando un argumento carece de contenido. Y así estamos, en un mundo donde convivimos y tenemos tristemente asumida la violencia machista, los asesinatos, las guerras, la desigualdad, los suicidios o los linchamientos, pero nos ofende ver partes de nuestro cuerpo que son “pecado” porque nos han educado así. En cualquier caso, un signo de inmadurez.

La verdad, tengo la sensación de que Flich peca de lo mismo que se queja, de ese «mezclar conceptos» en su defensa. Más allá de la controversia imaginamos anticipada que iba a generar ‘Naked Attraction’, no creo que todas las críticas recibidas fuesen de gente ofendida por ver cuerpos desnudos… sino en parte por lo contradictorio que resulta y, a ver, la nula calidad.

No busca sexualizar/cosificar pero todo se basa en la «pura atracción física» y los planos y diálogos van a lo que van, escuchándose cosas como «El grosor importa… está en unos estándares de calidad…» o «las chicas te van a seducir con los pechos».

En Espinof | Aquella vez que el primer reality de la historia pretendió contar el día a día de una familia americana de clase media y acabó destruyéndola

En Espinof | Las mejores series de 2024



Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

14 − seis =