Una especie de quimera hizo aparición en un poblado de Wellington, la escultura en Nueva Zelanda está infundiendo el terror en todo aquel que la ve.

Apareció por primera vez en la ciudad de Christchurch, en la parte más alta de un edificio. El verla resulta perturbador debido a su aspecto. En consecuencia, el temor incrementó con el paso de los días a tal punto que los habitantes exigieron que la pieza fuese quitada.

En ese sentido, estableció su nuevo hogar en Wellington, donde su presencia tuvo el mismo efecto. El responsable de esta peculiar escultura es el artista Ronnie Van Hout.

El nombre de esta mano con ojos es “Nightmare”, pero todos la conocen con el apodo de “Cuasi», mide 5 metros y pesa casi 400 kilos. Y sí, lo perturbador recae en la cara que sobresale en la parte externa de la mano.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

cinco × 2 =