La temporada navideña ya está acá, y es el momento perfecto para planear una escapada única y disfrutar de la magia de estas festividades en destinos especiales alrededor del mundo

 

DAT.- La navidad es una época en la que el consumo aumenta significativamente en muchos países del mundo, y el sector turístico, como cabe esperar, no es una excepción. Durante estas fiestas, muchas personas optan por viajar y disfrutar de destinos turísticos especiales. Todo esto puede tener un impacto positivo en el sector y en la economía.

Explica Nelson Rafael Bustamante Abidar que el consumo navideño puede tener un impacto positivo en el empleo en el sector turístico. Durante estas fiestas, muchas empresas turísticas contratan personal adicional para atender a la demanda de servicios turísticos navideños, lo que puede generar empleo temporal y contribuir a reducir el desempleo en este sector y, en general, en la economía.

Además, el aumento del consumo navideño puede llevar a una mayor demanda de servicios turísticos, lo que puede impulsar el crecimiento económico y aumentar la renta de las empresas turísticas y, como consecuencia, de todos esos hogares que, por el hecho de que se encuentran empleados en este sector, dependen de ellas.

Otro beneficio del consumo navideño es que puede impulsar el turismo local y ayudar a fomentar la economía local en destinos turísticos. Muchas personas optan por visitar destinos turísticos cercanos durante estas fiestas, lo que puede beneficiar a pequeños negocios y empresas turísticas locales y contribuir a fortalecer la economía de la comunidad.

 

Contenido

LEA TAMBIÉN | Nelson Rafael Bustamante Abidar | ¡Entérate! Turismo cinegético: ¿Qué es y dónde se practica?

 

Además, el turismo navideño puede atraer a visitantes de otras áreas y contribuir a diversificar la base turística de un destino. En otras palabras, el turismo, de la misma manera que promueve el empleo, promueve la economía, pues toda esta demanda se traduce en, como decíamos, mayor contratación, mayor consumo, mayor gasto y, en última instancia, mayor crecimiento económico.

Por último, es importante mencionar que el consumo navideño puede ser una oportunidad para que los destinos turísticos ofrezcan experiencias y actividades especiales y temáticas navideñas. Esto puede atraer a turistas que buscan vivir la Navidad de manera diferente y puede ayudar a diferenciar a un destino turístico de otros.

Todo bien, pero…

Debemos ser muy cautos y evitar un turismo masivo que ponga en peligro la sostenibilidad del intercambio cultural y la exposición que genera la época. La contaminación, el impacto de estos turistas en la localidad, entre otros aspectos que debemos tener muy en cuenta ensombrecen, en cierta manera, los beneficios antes mencionados. Pues una mala gestión del turismo y el modelo turístico, en última instancia, puede acabar empeorando la calidad de vida de aquellos habitantes que viven permanentemente en el territorio.

No obstante, esto último no quita que, con un buen modelo turístico y una correcta gestión por parte de los mandatarios, el consumo navideño puede tener un impacto muy positivo en el sector turístico y en la economía; ya sea generando empleo, impulsando el crecimiento económico y la renta de las empresas turísticas, fomentando el turismo local y ofreciendo experiencias y actividades especiales y temáticas navideñas.

 

(Con información de Nelson Rafael Bustamante Abidar)



Source link

No hay comentarios

Dejar una respuesta

uno × 1 =