Si hay un hecho histórico que se quiere eliminar de la memoria colectiva es la Segunda Guerra Mundial y todo lo que generó la persecución nazi, aunque esto marcó un antes y después en la historia global. No obstante, el tiempo dará respuestas y justicia a las millones de familias que aún, tras más de 70 años, siguen padeciendo dolor.

Es por ello, y tratando de menguar el impacto que sigue generando el Holocausto, que las reliquias del nacionalsocialismo de propiedad privada podrán ser eliminadas en un contenedor de residuos que se instaló delante del Museo Kunstpalast de la ciudad alemana de Düsseldorf.

Este evento, por llamarlo de alguna manera, es idea del artista japonés Yoshinori Niwa y forma parte de la muestra «¡Indignación! El arte en tiempos de la ira», que iniciará a partir de este jueves 29 de octubre hasta el 10 de enero de 2021.

Dejando ir el pasado

Niwa solicitó a quienes quieran participar que lleven ropa, medallas, fotos, libros y demás reliquias de la época nazi para colocarlas en un contenedor de ropa vieja frente a la entrada del centro cultural y destruirlas, una vez que finalice el acto.

Esta no es la primera ocasión en que el artista hace una exposición de este ámbito, pues ya lo hizo en Viena y Graz, localidades de Austria.

La eliminación de las cosas que rodean la historia de Hitler es una de las acciones más espectaculares del evento, donde además se presentarán obras de 36 artistas y colectivos internacionales.

Se trata de colecciones de fotografías, videos, pinturas, esculturas e instalaciones, que tienen un peso crítico-social de la ira en el arte contemporáneo. En ellas, se denuncia la injusticia social y se ponen en tela de juicio la conspiración de dicho momento y la resistencia.

El título de la exposición se inspira en el famoso eslogan de protesta «¡Indignaos!» del luchador de la resistencia francés Stéphane Hessel, fallecido en 2013.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

12 − ocho =