Murió Héctor Zaraspe, maestro de ballet de Olga Ferri, Rudolf Nureyev y Margot Fonteyn | Danza Ballet 

Zaraspe nació en Aguilares, Tucumán, el 4 de junio de 1930. A los ocho años se interesó por las danzas folclóricas y posteriormente la danza española. Gracias a una beca se formó también en ballet clásico en el Teatro Colón, con maestros como Otto Weber, Esmée Bulnes y Gema Castillo.

“El arte viene de dentro del hombre. Hay que trabajar el espíritu… Si logras hacer felices a los demás, ya has triunfado. Si en el arte no hay disciplina, no sirve para nada. La disciplina es la madre del arte” Héctor Zaraspe.

Murió Héctor Zaraspe, maestro de ballet de Olga Ferri, Rudolf Nureyev y Margot Fonteyn | Danza Ballet
Manuel Héctor Zaraspe (Aguilares, 4 de junio de 1930 – Manhattan, 13 de febrero de 2023)​

El argentino Héctor Zaraspe, maestro de danza de varias generaciones de artistas, murió en Nueva York, a los 92 años. Fue docente en la prestigiosa Juilliard School y dio clases privadas a figuras como Rudolf Nureyev y Margot Fonteyn.

En 1954 se radicó en Madrid, donde llevó adelante el proyecto del Liceo Coreográfico de Madrid. Dio clases a grandes bailarines españoles como Antonio Ruiz Soler, Antonio Gades, Luisillo y Luis Fuente, entre otros.

Un viaje junto a un ballet español lo llevó hasta Nueva York, en 1964, y tiempo después se incorporó como docente de la Juilliard School, ubicada en Lincoln Square, en pleno Manhattan. Fue presentado a Rudolf Nureyev y Margot Fonteyn, convirtiéndose en el maestro privado de la célebre pareja.

Enseñó a otras celebridades del mundo de la danza como Olga Ferri, e impulsó la carrera de la joven Paloma Herrera. Fue tan importante su legado en Juilliard que desde 1998 se otorga el Premio Zaraspe, a la labor coreográfica más sobresaliente. Allí trabajó durante 35 años y se jubiló.

“Ser maestro es un regalo de la vida. Pero es lo más difícil porque es la misión de dar a conocer la belleza de la música, de la danza, del arte. No creerte que tú eres mejor que el propio alumno, dejar de lado lo que se fue o consiguió y darse por entero”, decía Zaraspe.

Fue profesor del American Ballet Center e invitado del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón. Fue instructor en el Metropolitan Opera, Teatro Colón, Hamburgo, Caracas y Ginebra. Presidió jurados internacionales de danza y seminarios en Argentina, Brasil y Venezuela. Creó el espectáculo Tango Passion, de gran éxito en todo el mundo.

«Cuántas cosas uno aprendió de Balanchine… Él me decía: “no hay que hablar de uno, el trabajo que uno hace es el que habla por uno”. Lo conocí acá en Estados Unidos, maravillosa persona, yo aprendí que esa gente grande era superior, pero de una gran simplicidad».

“Una vez estaba por viajar a París y él estaba con Susan Farrell, me acerqué para desearle el mayor éxito en su gira. Y Balanchine se puso de pie, me dio la mano. Siempre fue un ejemplo, hay mucha gente que tiene el ejemplo, pero él tenía el virus que contagia, tenés que aprender de los grandes tantas cosas».

En 1989 recibió un premio Konex y desde 1993 creó en Tucumán la Fundación Zaraspe, que busca talentos artísticos entre los niños que asisten a los comedores y escuelas rurales dela provincia, gracias a un acuerdo inicial con Naciones Unidas, que le permitía llevarlos a Nueva York para su perfeccionamiento.

«Conocí a Martha Graham en 1970, cuando entré a enseñar a la Juilliard School, estaban ella, Antony Tudor, José Limón y entraba este polluelo, porque yo era un polluelo al lado de esa gente. Ella era muy callada, pero cuando hablaba te tenías que callar la boca e inclinarte ante ella, porque era una mujer sabia. La Consagración de la Primavera, de Martha Graham, era una cosa extraordinaria, increíble.

La historia estaba bien contada en el baile, era maravillosa. Ella provocaba un silencio, tenías que observarla. Tenías que oír, mirar bien y aprender de esos monstruos sagrados. Ella hizo el baile Lucifer con Margot Fonteyn y Rudolf Nureyev, la entrada costaba 10 mil dólares, era para un beneficio. Que bailara Margot Fonteyn descalza era una cosa rara.»

«No es que me hice coreógrafo porque no haya tenido talento para la danza», aseguraba el maestro en una entrevista. «Nureyev era un genio para mí, tocaba el clavicordio de maravilla, condujo la orquesta del Lincoln Center cuando estaba el American Ballet Theater bailando Romeo y Julieta, era un gran músico, tan disciplinado, tan exigente… Me pidió ser su maestro privado cuando Margot Fonteyn vino a tomar clases contigo. Desde ahí fui maestro privado de ellos.»

Su delicado estado de salud lo llevó a pasar algunos días internado en el Memorial Hospital de Nueva York, de donde recibió el alta a fines de enero de 2023.  El lunes 13 de febrero de 2023, falleció en su casa de Manhattan, Nueva York, a los 92 años de edad.

Biografía

Héctor Zaraspe nació en Aguilares, en 1930. Tenía ocho años cuando se acercó a las danzas folclóricas de su país, y posteriormente, a la danza española. Una beca hizo que pudiera formarse también en ballet clásico en el Teatro Colón de Buenos Aires. Durante los 11 años que duró su estancia en España, Zaraspe dio clases a grandes bailarines españoles como Antonio Ruiz Soler, Antonio Gades, Luisillo y Luis Fuente, entre otros.

Pero fueron Rudolf Nureyev y Margot Fonteyn sus alumnos más célebres. En la prestigiosa Juilliard School, donde enseñó más de tres décadas, se creó en 1998 un premio con el nombre del maestro: el Premio Zaraspe que se otorga cada año a la labor coreográfica más sobresaliente. Fue profesor del American Ballet Center e invitado del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón. Por la producción de “María de Buenos Aires” mereció un Grammy en 2003.

Murió Héctor Zaraspe, maestro de ballet de Olga Ferri, Rudolf Nureyev y Margot Fonteyn | Danza Ballet
Héctor Zaraspe en una clase junto a la primera bailarina argentina Olga Ferri (1920-2012).
Murió Héctor Zaraspe, maestro de ballet de Olga Ferri, Rudolf Nureyev y Margot Fonteyn | Danza Ballet
Héctor Zaraspe durante su estadía en Madrid, en los años ’50. Foto EFE.

 



Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

catorce + veinte =