Miquel PonceNOMBRE: Miquel

APELLIDOS: Ponce

LUGAR DE NACIMIENTO: Valencia

FECHA DE NACIMIENTO: 1997

PROFESIÓN: Artista

Uno de los muy jóvenes artistas que nos ha permitido conocer la actual muestra en la sala We Collect, “GEN-Z. Spanish Wet Painting”, que reúne a autores nacidos desde mediados de los noventa y, por tanto, familiarizados a Internet sin necesidad de transiciones, es Miquel Ponce, que en esa exhibición muestra un conjunto de cinco pinturas en las que despliega su particular concepción de ese medio como signo y como residuo (en tanto que producto de la manipulación de materiales y de su propio deterioro, merced al tiempo y el azar).

Ponce se graduó en Bellas Artes en la Universitat Politècnica de València, donde también ha cursado un Máster en Producción Artística, y viene exponiendo su trabajo desde hace seis años: ha presentado individuales en L´Espai de Torrent, la localidad donde vive y trabaja; la Galería Blanca Soto de Madrid, la Novella Gallery de Sagunto y la sala Fran Reus de Palma de Mallorca; también ha protagonizado exposiciones a dúo con Paula Valdeón Lemus, en la Casa de Velázquez, y Cris Bartual, en el citado L´Espai de Torrent, y sus colectivas le han llevado a espacios como la Fundación La Posta y la Volta Art Gallery de Valencia, su mencionada Universitat Politècnica, la Galeria Antoni Pinyol de Reus, Grangegorman (Dublín), la Casa de cultura José Peris Aragó de Alboraya, el Museo de la Universidad de Alicante o la sede barcelonesa de la Galería Jorge Alcolea. Asimismo, ha participado en citas como la Bienal de las Artes de Valencia, el Festival de les arts de Quart de Poblet, PAM!PAM! y las ferias SWAB (Barcelona) y UNTITLED (Miami).

Podemos culminar presentaciones contándoos que en 2018 recibió Miquel el segundo premio de pintura en el XIV Concurso de Pintura y Fotografía de la UPV valenciana; al año siguiente obtuvo el primero en el IV Concurso de pintura de Castellón, y también, en 2022, el primer galardón del Certamen de Pintura de Quart de Poblet. Ha recibido, igualmente, becas de la Casa de Velázquez – Galería Blanca Soto y VEGAP, y desarrollado residencias en el MUA alicantino y la Fundación BilbaoArte.

Se incorpora este autor valenciano, esta semana, a nuestros Fichados porque queremos conocer mejor su modo de abordar la pintura desde la tactilidad y desde un enfoque físico, buscando alcanzar una relación de juego con los elementos que la constituyen formalmente y presentarnos composiciones abstractas que podemos entender como frutos, o residuos, de su mismo acto de creación. Maneja una concepción de su obra que puede vincularse también a la creciente importancia de lo residual y los despojos en la vida y el arte contemporáneos (puede que también en la literatura, acabamos de recordar en este sentido Un andar solitario entre la gente, de Muñoz Molina).

Miquel Ponce. Ahora las posibilidades son infinitas. Galería Fran Reus
Miquel Ponce. Ahora las posibilidades son infinitas. Galería Fran Reus
Obras de Miquel Ponce, Abel Jaramillo, Irati Inoriza y Marian Garrido en Newsletter. Galería Fran Reus, 2022
Obras de Miquel Ponce, Abel Jaramillo, Irati Inoriza y Marian Garrido en Newsletter. Galería Fran Reus, 2022

 

Miquel Ponce. Las formas que emergen PAM!PAM!21, Reales Atarazanas, Valencia, 2022
Miquel Ponce. Las formas que emergen. PAM!PAM!21. Reales Atarazanas, Valencia, 2022

Sobre sus inicios nos explica Miquel que comenzó a tener claro su camino en la Universidad, pero que la voluntad de crear siempre estuvo allí: Empecé a trabajar como artista a raíz de estudiar Bellas Artes, nunca lo tuve especialmente claro. Eso sí, sabía que quería dedicarme a algo creativo y la opción que menos puertas me cerraba era Bellas Artes. Siempre me ha fascinado esa idea de crear algo de cero, darle forma y generar una reacción en el espectador.

El eje de su producción pictórica, su tema dominante, son, como anticipábamos, los procesos que la originan y que procura integrar al máximo, y nunca ocultar, en su aspecto final. En el camino permanece abierto a los hallazgos y trata de explorar al máximo las opciones formales de su medio: Hay varios temas recurrentes en mi trabajo. Uno es evidenciar el proceso, mostrar todo aquello que se esconde detrás de la obra, su proceso de realización, enseñar los materiales con los que está hecha de una manera evidente, y hacer que el camino pase a formar parte del resultado final de algún modo. También me interesa la idea de resto o residuo, todo aquello que queda en los márgenes, y lo utilizo en muchas ocasiones como un punto de partida sobre el que crear. Me interesa aquello que sorprende, que muchas veces no está planificado, que surge y acaba cobrando forma de una manera inesperada; lo fortuito en los procesos con los que trabajo, las posibilidades que me dan las técnicas y los materiales que uso, sus relaciones físicas y de lenguaje.

Podemos mencionar, en este sentido, el trabajo que llevó a cabo durante su residencia en BilbaoArte: a medio camino entre la pintura y la instalación, su desarrollo partió del estudio de los residuos generados en el proceso pictórico, del concepto de lo desechado o lo sobrante y de los materiales o gestos mínimos que pueden proceder de hechos o acciones pasadas, puede que lejanos.

Además de los materiales propios de la pintura, utilizó en aquella ocasión madera, tela y otros elementos, no velando las huellas de su trabajo con ellos, sino casi registrándolas, como parte importante del fruto último de su dedicación y de su juego.

Me interesa aquello que sorprende, que muchas veces no está planificado, que surge y acaba cobrando forma de una manera inesperada.

 

Miquel Ponce. Sin título, 2022
Miquel Ponce. Sin título, 2022
Miquel Ponce. Sin título
Miquel Ponce. Sin título
Miquel Ponce. Sin título, 2022
Miquel Ponce. Sin título

La convergencia de lo pictórico y lo instalativo se da en muchas de sus propuestas, que, nos explica, parten siempre del papel, por su versatilidad y, a su vez, porque acoge, en mayor medida que otros soportes más resistentes, todas las marcas, los rastros: Hay varias técnicas en mi trabajo, y ciertos materiales que siempre acabo utilizando. Para mí el papel es de donde surge todo, desde el boceto, la prueba, el collage o el dibujo. Echando la vista atrás me doy cuenta de que muchas de las cosas que he hecho siempre han surgido de ahí, y ya no sólo eso, sino que es un material que me permite maltratarlo, romperlo, pegarlo o superponerlo, y que a la vez es muy sensible a cualquier marca o registro. Siempre lo tengo en el estudio, con diferentes calidades, gramajes y colores. Me sirve para jugar con él, no tengo ningún reparo en hacerle cualquier cosa.

Otra de las técnicas y materiales que he empezado a utilizar recientemente es el óleo; me gustan sus sutilezas, los acabados y su plasticidad, me obliga a tener unos tiempos más lentos de trabajo y también en muchas ocasiones a ser más preciso y determinado.

Por último, y en relación a mi trabajo más instalativo, me interesan algunos materiales que se vinculan a la producción artística, pero que habitualmente quedan fuera de la obra, como son el DM y los aglomerados, que suelen estar presentes en el estudio en forma de retales, cajas y peanas. Me pasa como con el papel, pero en un sentido más constructivo: me sirve para articular y diseñar espacios, así como para incorporar estos materiales en distintas piezas.

Miquel Ponce. Sin título, 2022
Miquel Ponce. Sin título
Miquel Ponce. Sin título, 2022
Miquel Ponce. Sin título
Miquel Ponce. Sin título, 2022
Miquel Ponce. Sin título

A la hora de citar los proyectos fundamentales que ha realizado hasta ahora, elige Ponce dos, que pudieron verse el año pasado. En el primero entraban en liza el azar y sus consecuencias múltiples; en el segundo lo matemático: Uno de los proyectos más recientes que me vienen a la cabeza es la exposición que realicé en la Galería Fran Reus en el verano de 2022, titulada “Ahora las posibilidades son infinitas”. En esta, trataba de jugar con esa idea de proceso para conjugar una exposición, me interesaba abordar la obra como algo que podía ser complejo a la vez que fortuito. Jugaba con las posibilidades que pueden haber antes de iniciar un proceso y lo difícil que es ir decantando el mismo, ya que en cada decisión hay infinidad de caminos posibles.

Miquel Ponce. Ahora las posibilidades son infinitas. Galería Fran Reus
Miquel Ponce. Ahora las posibilidades son infinitas. Galería Fran Reus
Miquel Ponce. Ahora las posibilidades son infinitas. Galería Fran Reus
Miquel Ponce. Ahora las posibilidades son infinitas. Galería Fran Reus
Miquel Ponce. Ahora las posibilidades son infinitas. Galería Fran Reus
Miquel Ponce. Ahora las posibilidades son infinitas. Galería Fran Reus

Otro proyecto reciente fue el que presenté para la Mostra de Art Públic/ Universitat Pública de València, también en 2022. En esta muestra traté de crear una sucesión de imágenes basadas en la conocida sucesión de Fibonacci, utilizando la llamada relación de recurrencia para crear una lógica dentro del proceso de generar imágenes. En ese proyecto tuve la oportunidad de colaborar con el departamento de matemáticas y vincular la lógica detrás de este planteamiento a mi metodología de trabajo.

Como veis, interesan a Ponce las múltiples opciones… y su paulatina reducción a medida que las ideas se materializan, lo que los procesos tienen de cíclico, los motivos que desaparecen y reaparecen en el tiempo, adquiriendo otros sentidos; lo secuencial y lógico y también lo que puede desbaratarlo.

Además de en We Collect, este mismo verano su trabajo nos espera en el Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad: Ahora justo estoy en la recta final de un proyecto que se presenta a finales de junio en el MuVIM, en Valencia, que lleva por título Un ensayo sobre el espacio. Consiste en una instalación site specific donde se parte de la arquitectura del espacio como condicionante y premisa desde la que se genera la obra que se encuentra dentro. Es un proyecto que tiene un sentido de statement, ya que trata de adaptarse a las condiciones ante las que nos encontramos, hay unos parámetros determinados y bajo esas premisas se articula la exposición. En este caso esos parámetros son unas medidas determinadas, las geometrías del espacio, sus elementos constructivos, etc, y todos esos elementos vinculados al proceso artístico, destripando las partes de pensamiento sobre la obra, planificación, montaje y exposición del trabajo, enseñando la parte más teatral y la puesta en escena.

La exposición planteará un juego entre las distintas fases de trabajo, vinculando partes que por lo general quedarían fuera de la obra, como los bocetos o las pruebas e ideas iniciales, mientras que también habrá otras piezas que recojan elementos de ese mismo proceso de trabajo y lo incorporen en la obra final.

También recientemente he participado en una exposición colectiva en la Galería We Collect (Madrid), que se podrá ver hasta el 2 de julio.

Sabed más de Miquel, aquí: https://miquelponce.com/

Miquel Ponce. Las formas que emergen PAM!PAM!21, Reales Atarazanas, Valencia, 2022
Miquel Ponce. Las formas que emergen PAM!PAM!21, Reales Atarazanas, Valencia, 2022

 

Miquel Ponce. Las formas que emergen PAM!PAM!21, Reales Atarazanas, Valencia, 2022
Miquel Ponce. Las formas que emergen PAM!PAM!21, Reales Atarazanas, Valencia, 2022
Miquel Ponce. Sin título
Miquel Ponce. Sin título

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

dieciocho + once =