El pasado 31 de marzo se cumplieron 102 años del natalicio del gran escritor mexicano y Premio Nobel de Literatura 1990, Octavio Paz.

En tributo al también poeta, ensayista y diplomático, México desplegó una serie de actividades y talleres en recordatorio a uno de los mejores escritores del siglo XX.

Su vida inició en los tiempos de la Revolución Mexicana, criado en Miscoac bajo el cuido de su madre, Josefina Lozano, su tía Amalia Paz Solórzano y su abuelo paterno, Ireneo Paz, soldado retirado de las fuerzas de Porfirio Díaz.

Su formación la inició en los Estados Unidos, donde su padre llegó en octubre de 1916 como representante de Zapata para luego regresar a México en 1920.

Tras la lastimosa muerte de su padre, Octavio Paz se trasladó a España para combatir en el bando republicano en la guerra civil y participar en la Alianza de Intelectuales Antifascistas.

Entre sus obras más destacadas se encuentran:

  • Luna Silvestre
  • El laberinto de la soledad
  • Salamandra
  • Blanco
  • Libertad bajo palabra
  • Conjunciones y Disyunciones
  • Los hijos del Limo
  • El ogro filantrópico

La nación azteca recordó entonces este jueves a unos de sus más reconocidos escritores, para dejar vivo en las nuevas generaciones aquel talento magistral del escritor insigne del siglo XX.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

16 − nueve =