La combinación armoniosa de iluminación y acústica ambiental es una de las tendencias más destacadas en arquitectura sostenible para 2024. El uso de sistemas que aseguren un rendimiento óptimo del alumbrado y la acústica de un edificio contribuye a mejorar el bienestar de las personas y a aumentar su eficiencia energética.

La constante evolución de la construcción se encamina hacia la búsqueda constante de la sostenibilidad. En este sentido, la luminaria acústica es una de las soluciones que se plantean para potenciar el uso de materiales sostenibles y reducir el impacto ambiental del sector.

Fuente: iStock.

Qué es la luminaria acústica

Este tipo de iluminación plantea una combinación equilibrada entre una luz agradable y ciertas propiedades eficientes de absorción de sonido. El objetivo es proporcionar un alumbrado atractivo a la vez que se consideran las necesidades acústicas del entorno.

La luminaria acústica es una buena elección para poner en práctica en ambientes laborales, ya que permite crear espacios confortables y equilibrados en los que el estrés se reduce, se incrementa la concentración y se mejora la comunicación interpersonal de los trabajadores. Los estudios lumínicos y acústicos permiten identificar las características de cada tipo de espacio para optimizar su diseño y lograr condiciones de confortabilidad y eficiencia.

Para lograr esta fusión de condiciones óptimas de luz y sonido se usan lámparas fonoabsorbentes, que obtienen una acústica ambiental equilibrada, con iluminación antideslumbrante y control lumínico para crear instalaciones eficientes en cualquier tipo de espacio.

Las principales características de este tipo de lámparas son:

  • Propiedades fonoabsorbentes: Pantallas que absorben el ruido y mejoran las propiedades acústicas del espacio, equilibrando el sonido.
  • Luz eficaz y de calidad: La correcta iluminación del espacio se traduce en la mejora del bienestar del usuario.
  • Control lumínico: Iluminación energéticamente eficiente, que permite controlar la luz que se emite en cada momento para reducir el consumo de energía y prolongar la vida útil de la luminaria.
  • Sostenibilidad: Pantallas fabricadas con materiales ecológicos para reducir la generación de residuos y contribuir al reaprovechamiento de los recursos, como botellas de plástico recicladas, fieltro de lana orgánica o poliéster ignífugo reciclado posconsumo.

La importancia de la iluminación y la acústica en la arquitectura sostenible

La iluminación juega un papel fundamental en el diseño de espacios visualmente atractivos y funcionales. En la búsqueda continua de la sostenibilidad, el uso de tecnologías LED de alta eficiencia y sistemas de control inteligente permite reducir el consumo de energía y la huella ambiental de los proyectos arquitectónicos. El uso estratégico de la iluminación permite minimizar el desperdicio de luz y evitar la contaminación lumínica.

Además, las características lumínicas del entorno tienen un impacto directo en la salud y el bienestar de las personas. La luz natural, en particular, influye positivamente en el estado de ánimo, la energía y la calidad del sueño. Al diseñar espacios con acceso a la luz natural y complementarlos con el alumbrado artificial adecuado, es posible crear un ambiente confortable y acogedor.

Por otro lado, el aislamiento acústico es un objetivo que están persiguiendo las instituciones europeas para lograr una mayor eficiencia energética en los edificios. Este es un factor al que hay que prestar especial atención, tanto en rehabilitación como en nueva construcción, y que puede mejorar considerablemente la calidad de vida de las personas, especialmente en los entornos laborales.

La luminaria acústica busca establecer un esquema equilibrado, absorbiendo primero el ruido de fondo para reducir el eco. Simultáneamente, las pantallas y otros elementos acústicos dispuestos en vertical impiden la propagación de la voz por la sala. Esto genera una sensación de privacidad sin aislamiento y mejora la acústica del espacio. A mayores, si las condiciones lumínicas son óptimas, entonces se crea un ambiente de concentración, comunicación fluida y bienestar general.

La luz y la acústica ambiental son los factores más importantes para el bienestar de las personas en el puesto de trabajo. Estos factores no solo afectan a la productividad, sino también a la calidad general del trato entre compañeros de trabajo y al confort de los usuarios.

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

cuatro × cinco =