El curador Hans Ulrich Obrist está dedicando su carrera a definir el rumbo que lleva el arte contemporáneo, a través del Prorecto 89+, iniciativa que dirige junto a Simon Castres y desarrollada por Google y el Swiss Institute.

La iniciativa busca ofrecer un espacio para los artistas emergentes nacidos después de 1989, año que marcó un rompimiento cultural en la historia contemporánea.

El presidente de la fundación Cruz-Diez, Luis Benshimol asegura que Obrist está organizando estas muestras buscando una estructura intelectual dentro de lo que él mismo define como las reglas del juego, buscando comprender la dirección que lleva el arte de su época. Es normal que los quantums inquieten al curador: busca constantemente qué es aquello que, como mínimo, debe poseer una pieza para ser considerada arte.

Además de esto, el curador sigue dirigiendo la Serpentine Galleríes de Londres.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

4 + 2 =