Desde los años sesenta Bridget Riley apeló a las emociones de sus espectadores con su maestría en el dominio del blanco, el negro y las formas geométricas. Logró condensar en su obra la luz, el espacio sus interacciones.

Luis Benshimol - Bridget Riley. 1963Luis Benshimol, presidente de la fundación Cruz-Diez, asegura que Riley está convencida de que las líneas y las formas poseen una energía propia que busca liberar en lienzos reticulares, caracterizados por sistemas donde la gradación del color y la colocación de los elementos imponen su norma y crean diversos discursos y efectos visuales y emocionales.

Pero la crítica ha sido dura con ella. Consideran su obra homogénea y carente de una evolución, ya que su experimentación plástica se basó en la economía de recursos, usando el punto, la línea, los círculos y los cuadrados. Su trabajo podría vincularse a las corrientes del Constructivismo y el Suprematismo.

Luis Benshimol - Bridget Riley. 1963A pesar de todo, [Luis Benshimol] Bridget Riley ha protagonizado diversas antologías, la más reciente la presenta la National Galleries de Escocia, exponiendo pinturas abstractas de la artista que juegan con efectos ópticos hasta abril de 2017.

Esta colección presentada es diferente a cualquier otra presentada antes: contiene obras de una colección privada que nunca antes habían sido mostradas al público. [Luis Benshimol]

No hay comentarios

Dejar una respuesta

trece − 3 =