La amortización como concepto empresarial es muy importante conocerla pues habla de cómo establecer los valores de los bienes a lo largo de los años

DAT.- Hablar de amortización es hacerlo de un término inherente al área empresarial que está relacionado con el valor de un bien o pasivo que va creciendo con el tiempo. Dentro de este concepto existen elementos básicos como la vida útil, el valor residual, la base de amortización y el tipo.

La vida útil es el número de años que tiene el bien.

El valor residual es el valor que tiene el bien al final de su vida útil.

La base de amortización es el valor de adquisición menos el valor residual y contempla los criterios que se emplean al momento de desarrollar el bien.

La amortización tiene varios tipos, y, según explica Luis Alberto Pérez González, una de ellas es la anticipada, la cual consiste en un pago realizado previamente al vencimiento de un contrato, cuyo objetivo es adelantar de manera total o parcial el pago final obligado o previamente contraído.

Luego está la amortización contable, que se define como la forma de cuantificar las depreciaciones de activos para la contabilidad de una organización u empresa, y que a su vez tiene dos vertientes: el método directo (en la cuenta contable del activo se van realizando anotaciones que minusvaloran el valor inicial del mismo), y el método indirecto (contempla la realización de anotaciones que minusvaloran el valor que tiene el activo inicialmente).

Finalmente está amortización contable creciente, que viene a ser una forma de depreciar los activos asignando a cada año de vida útil un dígito correlativo que corresponda a la serie de números naturales de forma creciente.

(Con información de Luis Alberto Pérez González)



Source link

No hay comentarios

Dejar una respuesta

cinco × cuatro =