A nadie se le escapa que Ishana Shyamalan es una nepobaby de manual, pero eso no le ha impedido que todos los ojos se posen en su primera película, ‘Los vigilantes’, recién estrenada en España y que tiene las marcas de la casa de su padre: misterio sobrenatural, personajes que no comprenden lo que está ocurriendo y, por supuesto, un final sorpresa de esos que te dejan un rato pensando en lo que acabas de ver. Ishana lo explica en la cinta un par de veces para que quede completamente claro, pero es posible que te perdieras entre tanto giro loco. No te preocupes, para eso estamos.

Ojo: Obviamente, al hablar del final de ‘Los vigilantes’ va a haber spoilers de manual. Si quieres seguir adelante, vas sobre aviso.

A vigilar

Personalmente, yo creía que la película iba a acabar en el momento en el que las tres supervivientes consiguen abandonar el bosque. Lo que no esperaba es que aún quedara el festival de los giros, que, en su defensa, es muy similar al de la novela de A.M. Shine en la que se basa. En ambas historias, al salir de aquel lugar, Mina decide destruir la evidencia que el profesor Kilmartin tenía guardada en su despacho de la universidad para que nadie pudiera tener en el futuro tentaciones de volver.

Sin embargo, Mina se da cuenta de que Madeline aparece en varias de las fotos junto con el profesor, y descubre que era su mujer, que murió mucho tiempo atrás. Así pues, se revela que ella era el vigilante que vivió encerrado con el profesor y que acabó adoptando la forma de su mujer como máscara perfecta. A partir de aquí, la cosa cambia respecto al libro: cuando Mina va a buscar a Ciara para decirle lo que ha descubierto, no tarda en fijarse en que su amiga realmente es Madeline cambiando de cuerpo.

Es más: al final descubrimos que si Madeline puede caminar bajo el sol -al contrario que el resto de su raza- es porque se trata, probablemente, de un híbrido entre especies. Al final, le salen alas y se marcha, vigilando a Mina desde diferentes caras y cuerpos, en la búsqueda constante de más criaturas como ella. Y si crees que esta es una manera un poco forzada de tratar de hacer una secuela, en parte estás en lo cierto. Esto es lo que Shyamalan (hija) ha dicho sobre este momento en The Movie Blog.

Para mí, el final de la película pretende establecer un mundo más grande. Está solo metiendo el pie, pero tenemos toda esa mitología que va mucho más allá. La idea es que hay un mundo complejo que no has visto aún y que existe en los márgenes de la película.

Viendo la taquilla pírrica de la cinta no parece que nunca vayan a adaptar la secuela de la novela que está a punto de salir, pero Ishana no pierde la esperanza: «No lo sé. No puedo hablar de ello todavía, pero A.M Shine definitivamente va a lanzar la segunda parte. Estoy muy emocionada». Habrá que ver si el público responde en streaming o la carrera de Shyamalan ha trastabillado justo antes de empezar.

En Espinof | Todas las películas de M. Night Shyamalan ordenadas de peor a mejor

En Espinof | Las mejores películas de 2024

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

once − cuatro =