La historia de la literatura infantil y juvenil está colmada de textos que los pequeños y jóvenes se han apropiado, aunque algunos no los consideren los más idóneos para este segmento de lectores, y especialmente de las prohibiciones que los adultos hacen a los más pequeños, cuando desean escoger qué leer.

Entre las prohibiciones se encuentran los libros de miedo, que los padres evitan poner en manos de sus hijos, por temor de causarle algún tipo de daño. La psicóloga Emma Kenny hizo una investigación sobre este tema, llegando a la conclusión de que este tipo de literatura puede aportar grandes beneficios a padres e hijos.

La especialista británica compartió su opinión con el diario The Guardian, partiendo de la premisa de que el riesgo y el miedo es algo que necesitamos experimentar desde la infancia, de tal modo que cuando los niños se asustan leyendo un libro, están aprendiendo a manejar situaciones complejas.

Los personajes de la literatura infantil más temidos por los padres en el Reino Unido, de acuerdo a la investigación de Kenny, son:

  • El mago de Oz
  • Cruela de Vil
  • Las brujas de Roald Dahl

No hay comentarios

Dejar una respuesta

3 × dos =