Mucho antes de su fallecimiento, ocurrido en la isla española de Lanzarote en el año 2010, el extraordinario escritor luso José Saramago había venido expresando una firme y ferviente voluntad: que todo su legado pasara a reposar en las instalaciones de la Biblioteca Nacional de Portugal… Pues bien, ese deseo se estará haciendo realidad en los próximos días.

Y es que a principios de este mes, la Fundación José Saramago emitió un comunicado en el que ha anunciado que este próximo 10 de diciembre se estará llevando a cabo un acto formal en la mismísima Biblioteca Nacional de Portugal, ubicada en Lisboa, en el cual se donarán una serie de documentos pertenecientes a ese mismo legado del autor nacido en Azinhaga.

Para aquellos a quienes cabe continuar José Saramago, su familia y la Fundación, esta era su voluntad y será respetada”, informó en el comunicado la española Pilar del Río, viuda del escritor y actual directora de la institución, la cual se creó en el año 2007 con la finalidad de impulsar el estudio y divulgación de la obra de Saramago. La Fundación también ha dicho que esta donación se hará sin ninguna contrapartida financiera y con el único objetivo de que los portugueses sean los herederos de tan rico legado artístico.

Además, se sabe que la razón de que este acto de entrega de un primer lote de escritos, manuscritos, originales, cuadernos, notas, cartas y demás se vaya a realizar específicamente un 10 de diciembre no es obra de la casualidad. Para nada. El motivo es muy simple y a la vez poderoso: Ese día se estarán celebrando 18 años del momento en que Saramago recibió su Premio Nobel de Literatura (hasta ahora, único reconocimiento de este tipo para escritores de Portugal).

La Biblioteca Nacional de Portugal ya poseía entre sus archivos una cantidad importante de documentos que hacen parte del legado de José Saramago (ejemplos: el original de El Año de la Muerte de Ricardo Reis, el diploma del Nobel…), pues el mismo autor se encargó de proveerlos (en otras palabras: el mismo Saramago venía haciendo válida su voluntad desde mucho antes de su muerte).

No hay comentarios

Dejar una respuesta

diecinueve − cuatro =