No es de extrañar que en la actualidad muchos intérpretes de música clásica tengan a su vez matices de estrellas pop. La misión de muchos de estos músicos es poner a Mozart o a Beethoven al alcance de las masas, desmitificar esa creencia de que los clásicos solo son para la gente culturalmente entendida y que este género debe ser, de por sí, aburrido.

Stjepan Hauser y Luka Sulic, integrantes del dúo esloveno 2cellos son algunos de los intérpretes que se suman a esta cruzada. Ambos músicos académicos, se volvieron famosos al subir en YouTube una versión de Smooth Criminal de Michael Jackson en chelo, con la que consiguieron más de 19 millones de reproducciones y la admiración del mundo.

Desde entonces hasta ahora, han hecho fusiones alabadas por muchos, como llevar a la Quinta Sinfonía de Beethoven a fusionarse con Whole Lotta Love, una canción que es considerada por la revista Rolling Stone como la mejor de la historia del rock y que le pertenece a la banda británica Led Zeppelin.

El violinista libanés Ara Malikian también cuenta con un repertorio que va desde Bach hasta Radiohead. Es conocido por algunos como “El nuevo Paganini” o como “El mago del violín” y tiene una agenda en la que incluye más de 400 conciertos en todo el año. Se ha presentado en escenarios como el Carnegie Hall de Nueva York, y es una de las nuevas caras de la música clásica.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

1 × cinco =