En la sociedad actual cuando mencionamos la palabra foto rápidamente la asociamos con la palabra selfie, dejando de lado la creatividad artística de cientos de fotógrafos a nivel mundial que se destacan por realizar insólitos trabajos fotográficos que rompen con los estereotipos y lo conservador.

Tal es el caso del estadounidense Joshua Hoffine, conocido por sus terroríficas composiciones reales que nos remiten al mundo de las pesadillas y los cuentos populares.

El arte que incluye en sus fotos tiene presente monstruos, zombis, brujas e incluso Jack El Destripador, capaces de cautivar a los amantes de sagas de terror como El Juego del Miedo o Destino Final.

Sus fotografías encuentran su base en los cuentos populares y referentes como Lovecraft, similares a los que se contarían en la clásica festividad de Halloween.

En el making of de una de sus últimas fotografías titulada Innsmouth -inspirada en la novela Shadow Over Innsmouth de Lovecraft- podemos ver el método de trabajo de Hoffine, que opta por la producción real con decorados y caretas esculpidas en látex por encima del trabajo digital para componer sus imágenes.

Recientemente el norteamericano se ha inmiscuido en el territorio cinematográfico estrenando Black Lullaby, un cortometraje de temática y estética muy parecida a sus fotografías que los cinéfilos disfrutarán.

José Manuel Aguilera Rioboo

No hay comentarios

Dejar una respuesta

trece − 1 =