Éstas serían algunas de las estatuas y esculturas más famosas de Europa que encontrarás al visitar algunas de las ciudades que te mostraremos a continuación.

Algunas son extrañas, otras representan tiempos pasados que desearíamos no recordar, algunas son de cuento, mientras que una le dan el nombre a la ciudad en la que se encuentra.

En una de las ciudades más lindas de Europa – República Checa, se encuentra también una de las esculturas más llamativas que existen. Se trata de “El Colgado”, la cual muestra al psicoanalista austriaco Siegmund Freud colgado de su mano derecha, mientras la otra la tiene en el bolsillo. Es una obra del escultor David Černý.

A simple vista no es fácil de encontrar, puesto que se ubica en lo alto de un edificio en medio de la calle Husova, en la zona de la Ciudad Vieja (Staré Mesto).

Otro de los símbolos de la capital danesa y uno de los monumentos más visitados de Copenhague es esta pequeña figura esculpida por Edvard Eriksen, quién se inspiró en el cuento del famoso escritor danés, Hans Christian Andersen.

La Sirenita de Copenhague” se encuentra muy cerca del Kastellet, en la orilla del mar sentada sobre una roca. Es pequeña, no mide más de un metro, pero pesa casi 180 kilos.

En pleno centro de Madrid, en la Plaza del Sol, se encuentra la estatua que representa los símbolos heráldicos de la ciudad, El Oso y el Madroño de Madrid, España. La escultura es obra de Antonio Navarro Santafé y fue inaugurada en el año 1967. Antiguamente en esa ciudad, habían cientos de Madroños en los cuales, según se cuenta, vivían osos.

Otra de las esculturas es “Los Zapatos Viejos de Budapest” los cuales yacen en la orilla del río Danubio para recordar escenas que nadie quiere recordar y que no debieron haber pasado nunca.

Son 60 pares de zapatos de niños, mujeres y hombres hechos de hierro que representan a las víctimas del holocausto judío (1944-1945) que fueron obligadas a quitárselos antes de ser asesinadas y arrojadas a las aguas del río.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

8 − 5 =