Un buen aislamiento térmico, que garantice el confort en el interior de los hogares y reduzca la necesidad de instalar sistemas de calefacción y refrigeración, es el punto de partida para diseñar una vivienda bajo el estándar Passivhaus. Este modelo de construcción garantiza la eficiencia energética de los edificios y la comodidad de sus usuarios.

Los arquitectos encargados de diseñar los “Conservatory Apartments” han aplicado los principios de construcción pasiva para situar a este edificio a la vanguardia de la certificación Passivhaus en Chicago.

Edificio Passivhaus pionero en Chicago

El bloque de apartamentos, situado al norte del emblemático Garfield Park Conservatory, es el primer proyecto de vivienda protegida de Chicago en ser certificado como Passivhaus. Además, es el edificio residencial más grande del área metropolitana de Chicago en cumplir con estos estándares de bajo consumo energético.

Diseñado por el estudio de arquitectura HED y construido por la empresa local Henry Bros Co., el edificio consta de 43 apartamentos diseñados para tener un consumo energético casi nulo. La neutralidad de carbono del bloque de viviendas garantiza su eficiencia, al generar prácticamente la misma cantidad de energía que consume.

El ahorro de agua es otro de los requisitos fundamentales a la hora de proyectar edificaciones sostenibles. El equipo de arquitectos encargado del diseño de los “Conservatory Apartments” contempló la instalación de accesorios de fontanería que permitiesen reducir el consumo de agua interior en un 25%. Además, el edificio fue concebido para albergar un sistema fotovoltaico de 14 kW.

Gracias a la reducción de su consumo energético, el proyecto ha obtenido la certificación Passivhaus a través de Phius, una organización sin ánimo de lucro comprometida con un balance cero de carbono que ha concedido más de 7.000 sellos de sostenibilidad en Estados Unidos.

Pizarra natural, garantía de eficiencia energética

El reto para el equipo de arquitectos del estudio HED era encontrar una solución de revestimiento de edificios acorde con los estándares de bajo consumo energético. Para cumplir con estas exigencias, los arquitectos optaron por el sistema de fachada ventilada de pizarra natural CUPACLAD 201 Vanguard, uno de los más eficaces a la hora de realizar un cerramiento exterior.

Este sistema se caracteriza por el aspecto moderno y elegante que otorga al edificio, además de por su durabilidad, que ofrece una garantía de 100 años. Está formado por un panel interior, una capa aislante y un panel exterior. La fachada ventilada favorece la ventilación al disponer de una cámara de aire entre la capa de revestimiento exterior y la capa aislante del soporte.

Además, la elección de este sistema, compuesto por pizarra natural, promueve el uso de materiales sostenibles. Este recurso 100% natural se complementa con grapas de acero inoxidable, ligeramente visibles en su parte inferior, que contrastan con la pizarra natural y permiten instalar el sistema sin causar daños en la fachada del edificio. El resultado es una fachada sostenible con una estética moderna.

El sistema de fachada ventilada con pizarra natural usado en este proyecto.

Por todo ello, este bloque de apartamentos ha sido certificado como Passivhaus, lo que implica la combinación de un elevado confort interior con un consumo de energía muy bajo, gracias al máximo cuidado de la envolvente del edificio y a un sistema de ventilación controlada. La combinación de los estándares de eficiencia energética con el uso de materiales sostenibles lo han convertido en un referente de la arquitectura sostenible en Chicago.

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

1 × 4 =