“Sin
duda alguna es uno de los puntos altos de la temporada 2024 de la Orquesta
Sinfónica Nacional de Chile”, comenta el maestro Rodolfo Saglimbeni, batuta
titular del elenco, respecto del concierto que dirigirá el viernes 26 y sábado
27 de abril a las 19:30 horas en el Teatro Universidad de Chile.

Allí,
el público podrá deleitarse con la genialidad de Gustav Mahler, su Arreglo
de Aria de Suite orquestal n°3 de J. S. Bach y su colosal Sinfonía
n.° 5 en do sostenido menor, op. 64.

Posicionado
como una de las principales figuras del posromanticismo, Mahler fue compositor
y director de orquesta, siendo en su tiempo más valorado por este último rol.
Sin embargo, hoy es considerado uno de los más grandes compositores que ha dado
la historia del género sinfónico.

Se
auto definía como un compositor de verano, único periodo en que podía dedicarse
de manera íntegra a la creación de sus grandes obras.

Junto
con componer sus propios trabajos, realizó también arreglos de otras obras. Fue
así que en 1910 realiza una Suite para orquesta de cuerdas, clavecín y órgano,
consistente en una re-orquestación y arreglo de las Suites para orquesta n.° 2
(BWV 1067) y n.° 3 (BWV 1068), escritas por Johann Sebastian Bach alrededor de
1730.

De
este trabajo, la Orquesta Sinfónica Nacional de Chile interpretará en esta
ocasión el Aria (o tercer movimiento), para dar inicio al programa, que luego
dará paso a su Quinta Sinfonía.

Escrita
entre 1901 y 1902, época en que Mahler era la máxima autoridad musical en Viena
y tiempos en que conoció a Alma Schindler, con quien contraería matrimonio más
tarde, la Sinfonía n.° 5 en do sostenido menor, op. 64 fue estrenada
en Colonia en 1904, bajo la dirección del propio compositor, hecho que casi
coincidió con el nacimiento de su hija María Ana.

No
obstante, Mahler no estuvo conforme con la orquestación original, por lo que
realizó varias revisiones posteriores, hasta 1909. La Sinfonía es la primera
del compositor que no ocupa la voz humana y la primera de una trilogía de estas
características. Un intento de expresión puramente musical que la hace
presentar mayor complejidad que sus sinfonías anteriores, con breves citas de
otras obras de su autoría. 

 La intensidad y variedad de emociones que
evoca la obra la llevaron a convertirse en uno de los grandes clásicos del
repertorio orquestal, siendo además llevada a la pantalla grande en la
película “Muerte en Venecia”, de Luchino Visconti.

“Es
una sinfonía que tiene todo muy claro, todo muy bien planteado”, comenta
Saglimbeni. Agrega que el compositor “era una persona realmente muy emotiva, de
muchos fuertes sentimientos”, y que comenzó a escribir esta obra en un momento
en que estuvo con graves problemas de salud.
 

 “Pareciera que el primer movimiento lo escribe
de alguna manera con esa puerta de la muerte. Un segundo movimiento que tiene
mucha relación con el primero, que también tiene esa fuerza pesimista de la
muerte, de no aceptarla. Y de pronto nos encontramos con un scherzo con un gran
solo de corno, que está basado sobre todo en el Ländler, una danza alemana y de
esa zona de Europa”.

Añade
que luego “llegamos al Adagietto, que es uno de los movimientos más conocidos,
una de las páginas más hermosas de Mahler, que realmente es la carta de amor
que le escribió a quien más tarde fue su esposa”.

El
director culmina su descripción indicando que el movimiento final es de gran
felicidad, pasando de ese pesimismo del primer movimiento, de estar en las
puertas de la muerte, a vivir una gran vida, “que fue realmente un poco lo que
vivió Mahler en ese momento”, puntualiza.

 Educación y Mediación

El
jueves 24 de abril, de 15:00 a 17:00 horas, Rodolfo Saglimbeni ofrecerá una
charla de dirección orquestal donde compartirá con estudiantes de música,
jóvenes profesionales del área y personas interesadas, mientras que
el viernes 26, de 18:15 a 18:45 horas, se realizará un nuevo encuentro con
público en “La Previa” del concierto, conversatorio que busca generar un
espacio cercano de diálogo con la audiencia, abordando el contexto y
principales características de las obras que incluye el programa.

Ambas
actividades son de carácter gratuito y con cupos limitados, requiriendo
inscripción previa con la encargada de Educación y Mediación, Amelia Ibáñez, a
través del correo mariibanez@uchile.cl.

 Entradas

Las entradas para todos los
conciertos de la temporada 2024 del Teatro Universidad de Chile se encuentran
disponibles a través de 
ticketplus.cl,
así como en la boletería del lugar, ubicado en Avenida Providencia 43, Metro
Baquedano, con horario de atención de martes a jueves, de 10:00 a 14:00 y de
15:00 a 19:00 horas; viernes, de 10:00 a 14:00 y de 15:00 a 19:00 horas; y
sábado con función, de 15:00 a 19:30 (sábado sin función, domingo y lunes,
cerrado).

Rodolfo Saglimbeni (c) Juan Pablo Garretón

Tras
este concierto, la Orquesta Sinfónica Nacional de Chile se trasladará al Teatro
Municipal de Las Condes, donde se presentará junto a la Camerata Vocal
Universidad de Chile, bajo la dirección del maestro invitado Christian Lorca y
los solistas Andrea Betancourt, soprano; Fernanda Carter, contralto; Leonardo
Navarro, tenor y Javier Weibel, bajo.
 

El
programa incluye las obras Vísperas Solemnes de Confesor K.339 de
Mozart y Cuadros de una Exposición de Modest Mussorgsky con arreglo
de Ravel, contando con dos funciones, el viernes 3 y sábado 4 mayo a las
19:30 horas. 

Las entradas para este concierto están disponibles en tmlascondes.cl.

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

cinco × 1 =