Anne Hathaway lleva varios años siendo una de las actrices más conocidas de Hollywood. En condiciones normales, el Óscar que ganó por su breve aparición en ‘Los Miserables’ habría hecho que los estudios se peleasen por contar con ella, pero la realidad fue muy distinta, hasta el punto de que le costó conseguir papeles hasta que Christopher Nolan la contrató para ‘Interstellar’.

«Mucha gente no me daba papeles»

Lo cierto es que la imagen de Hathaway sufrió un duro golpe por aquel entonces, generando una cantidad impresionante de odio entre los internautas. Ella misma lo recordaba con horror, pero aún peor fue cómo afectó eso a su carrera. Así recuerda ella en Vanity Fair lo sucedido:

Mucha gente no me daba papeles porque estaban muy preocupados por lo tóxica que se había vuelto mi identidad en Internet. Tuve un ángel en Christopher Nolan, a quien eso no le importó y me dio uno de los papeles más bonitos que he tenido en una de las mejores películas en las que he participado.

Nolan y Hathaway ya habían colaborado previamente en ‘El Caballero Oscuro: La Leyenda Renace’, por lo que el cineasta era muy consciente de lo que podía aportar la actriz en el papel de la Doctora Amelia Brand. Eso lleva a que ella misma sea consciente de que «no sé si él sabía que me estaba apoyando en ese momento, pero tuvo ese efecto. Y mi carrera no perdió impulso como podría haberlo perdido si él no me hubiera respaldado«.

Eso sí, Hathaway es muy consciente que como actriz se expone a un duro escrutinio por parte del público, lo cual no quita que pueda llegar a ser algo extremadamente doloroso:

La humillación es algo muy duro. La clave es no dejar que te cierre. Tienes que seguir siendo valiente, y puede ser difícil porque piensas: ‘Si me mantengo a salvo, si me abrazo al medio, si no llamo demasiado la atención sobre mí, no me dolerá’. Pero si quieres hacer eso, no seas actor. Eres un equilibrista. Eres un temerario. Le pides a la gente que invierta su tiempo, su dinero, su atención y su cuidado en ti. Así que tienes que darles algo que valga la pena. Y si no te cuesta nada, ¿qué estás ofreciendo realmente?

En Espinof:

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

dos × 5 =