Palencia,

La producción de la artista extremeña Ruth Morán es diversa en sus técnicas (de la pintura a la cerámica, pasando por el dibujo), pero tiene en común sus reflexiones sobre la escritura, entendida como suma de signos, y sobre el espacio, concebido este como entorno en el que se asientan sus piezas y las relaciones que se establecen entre ellas.

Líneas, puntos y vacíos determinan trabajos en los que la atención al orden y a los ritmos compositivos se conjuga con el azar; buena parte de sus obras ofrecen abstracciones en blanco y negro, derivadas del empleo de temple vinílico, rotulador o perforaciones manuales; en otras, tramas enmarañadas que evocan lo textil contienen densos estratos, geométricos o sígnicos, que gravitan en el espacio. Elementos del paisaje son codificados por Morán como trazos personales, de modo que ese género se funde con la exploración de sus propias inquietudes, y a menudo los fondos oscuros devienen atmósferas gracias a cuerpos lumínicos, rayas y puntos expandidos que contienen color; considera la artista que el cuadro es un microespacio de luz, un juego acumulativo, un palimpsesto. Es un trabajo sobre la luz que exige un sacrificio: extraer la luz, más que mostrarla.

Ruth Morán. Algo con barro. Fundación Díaz Caneja
Ruth Morán. Algo con barro. Fundación Díaz Caneja

En ningún caso los motivos que incorpora, por más que sean abstractos, pueden interpretarse aisladamente: formas gráficas y cromáticas se conectan entre sí, emergen y resultan contenidas al mismo tiempo, dando lugar, unidas, a cosmos que remiten a lo inabarcable pero que también resultan íntimos. Con una especial sutileza cuentan sus dibujos, cuyo soporte pliega, despliega y repliega prestando atención a lo que queda en los márgenes y a las texturas; es por esa razón que su incursión en la cerámica llegó de forma orgánica, haciendo suyos procesos de trabajo especialmente físicos, en los que caben errores y solapamientos.

Los signos mínimos generan tensiones; la fluidez de las superficies llega al espectador sea en barro o en papel y se busca la medida, y también la luz, allí donde pueda hallarse: imperfecciones y manchas pueden generar caminos nuevos. Otros matices darán lugar a diferentes experiencias.

Ruth Morán. Algo con barro. Fundación Díaz Caneja
Ruth Morán. Algo con barro. Fundación Díaz Caneja

Hasta el próximo 9 de abril, la Fundación Díaz Caneja de Palencia acoge la muestra “Algo con barro”, que llega a esta ciudad tras su paso por el Museo Barjola de Gijón. Reúne una instalación compuesta por cerámicas y pinturas en tela y papel que dan fe de cómo Morán concibe su actividad creativa como una búsqueda intelectual, desde un enfoque ligado a la investigación. En las piezas seleccionadas, en las que dio una importancia evidente a lo procesual, encontraremos nuevamente caligrafías lineales y grafismos que parecen automáticos y que articulan un espacio exterior mientras nacen de uno interior; asimismo, se han dispuesto las obras componiendo vínculos específicos entre sí mismas (entre sus materiales, telas, esmaltes y engobes) y con la sala donde se exhiben.

Las pinturas ofrecen cuadrículas o retículas como elemento ordenador y forman parte de conjuntos seriales y, a veces, monocromos en los que lo representado queda en un segundo plano respecto a la mencionada indagación en el ritmo y el espacio. En el caso de las cerámicas, sin embargo, ha buscado esta autora recordar cómo, más allá de los usos prácticos dados a ciertos objetos, en esas obras cabe, como en otras disciplinas asociadas a las Bellas Artes, la emoción y la belleza; por eso ha transgredido y puesto a prueba la resistencia del barro a través del ensayo de las temperaturas, el empleo de diversas técnicas de modelado y el uso de esmaltes, óxidos o pastas inusuales. En este caso, ese brutalismo matérico, alquímico, no niega, sino que ensalza, la fragilidad y belleza de la materia prima.

Por su intencionada imperfección, estas piezas reivindican los caminos alternos a la masificación industrial, lo artesanal y sostenible; y no casualmente se disponen en el suelo: nos invitan a regresar a la tierra.

Ruth Morán. Algo con barro. Fundación Díaz Caneja
Ruth Morán. Algo con barro. Fundación Díaz Caneja

 

Ruth Morán. Algo con barro. Fundación Díaz Caneja
Ruth Morán. Algo con barro. Fundación Díaz Caneja

 

 

Ruth Morán. “Algo con barro”

FUNDACIÓN DÍAZ CANEJA

C/ Lope de Vega, 2

Palencia

Del 9 de febrero al 9 de abril de 2023

 

OTRAS NOTICIAS EN MASDEARTE:

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

tres × 2 =