Este 2020 sigue dando sorpresas y nuevas estrategias a las personas que, de una manera u otra, quieren continuar con sus actividades habituales y no alterar el curso reglamentario de las cosas.

En este caso, la Feria del Libro de Fráncfort tuvo este año su primera versión virtual a raíz de la pandemia y cuarentena mundial por el coronavirus. No obstante, más de 200.000 visitantes digitales de todas las naciones se unieron para disfrutar su pasión por las letras.

Entre los participantes, más de 4.400 expositores de 103 países dijeron presente en esta «edición especial», número 72 de la feria. Entre tanto, en los canales del evento en las redes sociales hubo en siete días 1,2 millones de interacciones y visualizaciones. 

En el calendario de la feria figuraban 3.644 eventos. El show online «Bookfest» llegó con sus 28 horas de programación a 1,5 millones de personas.

Reacciones de los organizadores

El director de la cita, Juergen Boos, destacó que este año “logramos no solo la oferta especializada para el sector internacional del libro y una fiesta para la lectura, sino que también trasladamos a la red la Feria del Libro de Fráncfort como plataforma política, para que se produjera el discurso tan urgentemente necesario».

Mientras tanto, la presidenta de la Asociación de Libreros Alemanes, Karin Schmidt-Friderichs, añadió que se logró ofrecer en esta semana un gran escenario digital y mediático al libro.

Cabe destacar que, por Internet se pudieron ver diversos debates sociales. Numerosas autoras y autores, presentaron sus libros, entre ellos la tenista Andrea Petkovic, el cantante de la banda Die Toten HosenCampino, y el actor Lars Eidinger.

Para cerrar con broche de oro, fue galardonado el economista y filósofo indio Amartya Sen con el Premio de la Paz de los Libreros Alemanes.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

veinte − trece =